Políticos a favor y contra el Brexit hacen último llamado

En un intento por convencer al electorado, en vísperas del referendo, políticos de ambos bandos piden hacer un voto razonable en una consulta que se prevé muy ajustada.
El primer ministro, David Cameron, defiende la permanencia en el bloque.
El primer ministro, David Cameron, defiende la permanencia en el bloque. (EFE)

Londres

El primer ministro, el conservador David Cameron, y el líder de la oposición laborista, Jeremy Corbyn, ensalzaron las ventajas de la permanencia, mientras que el también "tory" Boris Johnson y el líder del UKIP, Nigel Farage, reiteraron las virtudes del "Brexit".

Los ministros principales de Escocia y Gales, Nicola Sturgeon, y Carwyn Jones, así como el alcalde de Londres, Sadiq Khan, abogaron por la continuidad, junto con un millar de firmas británicas y el grupo de música irlandés U2, que pidió a sus conciudadanos con derecho a voto que no abandonen la UE.

Según una media de las últimas encuestas, el resultado de la consulta, convocada por Cameron tras negociar un nuevo encaje de este país en la UE, será ajustado, con victoria de la opción de la permanencia por 51 por ciento de los votos frente al 49.

Un récord de 46.5 millones de electores están llamados a las urnas, abiertas entre 6 GMT y 21 GMT, para contestar a la pregunta:

"¿Debería el Reino Unido permanecer como miembro de la Unión Europea o abandonar la Unión Europea?"

Las dos posibles respuestas, que se han de marcar con una equis, son: "Permanecer como miembro de la Unión Europea" o "Salir de la Unión Europea".

Podrán votar en el plebiscito los ciudadanos británicos e irlandeses mayores de 18 años que residen en el Reino Unido y los ciudadanos de la Mancomunidad Británica de Naciones (Commonwealth) con residencia permanente en el país, así como los británicos que lleven viviendo en el extranjero menos de 15 años.

En una última arenga al electorado, el jefe del gobierno, cuyo futuro depende de la decisión de los británicos, alertó hoy de que el Reino Unido corre el riesgo de "aislarse" si vota por salir de la UE e insistió en que el país "es más fuerte y está mejor" dentro del bloque común.

El laborista Corbyn destacó la importancia del voto de mañana y argumentó que el triunfo del bando del "brexit", que podría derivar en un ejecutivo encabezado por "tories" euroescépticos, "pondría en riesgo el servicio nacional de salud".

En reflejo de la tendencia mayoritaria del voto en Londres, el alcalde de la capital, Sadiq Khan, subrayó que la permanencia es lo mejor "para el empleo, la seguridad, los derechos y los valores laboristas".

En el bando opuesto, el ex alcalde de Londres Boris Johnson, cabecilla oficioso de la campaña "Vote por Salir", instó a los británicos a "creer" en el Reino Unido y forjar "una relación totalmente nueva" con los "amigos y socios del otro lado del Canal de la Mancha".

Farage, de cuyo discurso xenófobo se ha querido desmarcar Johnson, aunque no ha podido evitar que protagonizara la campaña, pidió al electorado que vote "con el corazón y el alma" a favor de abandonar la UE y pintó la consulta como un pulso entre "el pueblo y el poder establecido".

En Escocia, la ministra principal, la independentista Nicola Sturgeon, instó a los mayormente europeístas escoceses a respaldar en masa la permanencia y recordó que "muchos empleos e inversión" en la autonomía dependen del mercado único.

Junto a los políticos, casi mil empresas del Reino Unido y varias figuras del mundo del espectáculo se sumaron hoy a la campaña a favor de la UE, que ha contado en general con más apoyos públicos que su rival.

En una carta abierta en The Times, los directivos de las principales compañías con presencia en territorio británico, entre ellas las españolas Iberdrola, Teléfonica y el banco Santander UK, defendieron la permanencia en el club europeo para evitar una "incertidumbre" que dañaría a la economía.

El grupo de rock U2 dijo a los irlandeses residentes en el Reino Unido: "No se vayan, los echaríamos de menos", mientras que el actor irlandés Liam Neeson avisó de las consecuencias del "brexit" para la vecina Irlanda.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, reiteró en The Guardian que "un Reino Unido fuerte dentro de una Europa fuerte es bueno, tanto para el Reino Unido como para la OTAN".

El resultado del referendo de mañana, que se conocerá a primera hora del viernes, tendrá consecuencias en todos los sentidos, tanto económicas como para el futuro de muchos políticos del país, que se juegan la carrera según por lo que hayan apostado.