Bosón de Higgs, ¿la partícula de Dios?

Algunos analistas, aunque no los científicos, la han llamado la "partícula de Dios" por su papel en convertir el Big Bang en un cosmos ordenado.

Estocolmo

El británico Peter Higgs y el belga Francois Englert ganaron el martes el Premio Nobel de Física 2013 por predecir la existencia del bosón de Higgs, la partícula que explica por qué la materia elemental consigue adquirir masa para formar estrellas y planetas.

Medio siglo después de su trabajo original, la nueva construcción de bloques fue finalmente detectada en 2012 en la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN), el colisionador de partículas subterráneo ubicado cerca de Ginebra.

"Estoy emocionado de recibir este premio", dijo Higgs en un comunicado emitido por la Universidad de Edimburgo, donde ha trabajado por muchos años.

"Espero que este reconocimiento de la ciencia básica ayude a generar conciencia sobre el valor de la investigación del mundo subatómico", agregó.

Ambos científicos habían sido los favoritos para compartir el premio de 8 millones de coronas suecas (1.25 millones de dólares) después de que su trabajo teórico fue reivindicado por los experimentos de CERN.

Para hallar las partículas elusivas, los científicos del Gran Colisionador de Hadrones (LHC, por su sigla en inglés) debieron rastrear datos de los restos de billones de colisiones de protones subatómicos.

El bosón de Higgs es la última pieza del Modelo Estándar de Física que describe la estructura fundamental del universo. Algunos analistas, aunque no los científicos, la han llamado la "partícula de Dios" por su papel en convertir el Big Bang en un cosmos ordenado.

Los trabajos de Higgs y Englert muestran cómo las partículas elementales dentro de los átomos obtienen masa al interactuar con un campo invisible que impregna todo el espacio, y cuanto más interactúan, más pesadas se vuelven. La partícula asociada con ese campo es el bosón de Higgs.

Consultado acerca de cómo se sentía ganar el Nobel, Englert dijo a periodistas en una conversación telefónica con Estocolmo: "Pueden imaginarse que no es muy desagradable, por supuesto. Estoy muy, muy feliz de tener el reconocimiento de este premio extraordinario".

El director de CERN, Rolf Heuer, dijo que estaba "emocionado" de que el premio haya sido otorgado a físicos de partículas.

Heuer dijo que el descubrimiento del bosón de Higgs en CERN el año pasado marcó "la culminación de décadas de esfuerzo intelectual de muchas personas alrededor del mundo".

La Real Academia de Ciencias de Suecia dijo que el premio fue para Higgs y Englert por su trabajo fundamental para describir cómo está construido el universo.

"Según el Modelo Estándar, todo, desde las flores a la gente, desde las estrellas a los planetas, consiste de unos pocos bloques: partículas de materia", añadió.

El testamento del millonario inventor de la dinamita sueco Alfred Nobel limita el premio a un máximo de tres personas. Sin embargo, seis científicos publicaron "papers" relevantes en 1964 y otros miles han trabajado para detectar la partícula de Higgs.

Englert, de 80 años, y su colega Robert Brout, quien murió en 2011, fueron los primeros en publicarlo, pero Higgs, de 84, lo hizo unas semanas después y fue la primera persona en predecir explícitamente la existencia de una nueva partícula.

Propuestas similares de los investigadores estadunidenses Carl Hagen y Gerald Guralnik y del británico Tom Kibble aparecieron poco tiempo después.