Ejército israelí bombardea escuela de la ONU en Gaza

El ataque contra la escuela de la ONU se produce apenas 24 horas después de que el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, aprobara la formación de una comisión para investigar la situación en Gaza. 

Gaza

Al menos 17 civiles palestinos murieron hoy, entre ellas varios niños, y más de 200 resultaron heridos en un nuevo bombardeo israelí sobre una escuela de la ONU en la localidad de Beit Janún, en el norte de Gaza, informaron fuentes sanitarias.

Testigos informaron que proyectiles de la artillería de Israel, apostada escasamente a un kilómetro, impactaron a primera hora de la tarde en esta escuela de la Agencia de Naciones Unidas para los refugiados Palestinos (UNRWA), donde habían buscado cobijo más de 1.500 personas.

"No están matando, nos están matando, no podemos huir", gritaba una mujer, mientras sostenía en brazos a un bebe de escasos dos meses con la ropa manchada por la sangre de sus hermano, muerto en el ataque.

Uno de los doctores del hospital vecino "Beit Janun al Garbiye" explicó que cuatro cuerpos mutilados, dos de ellos de niños, habían sido colocados en la morgue, mientras que el resto había sido desviados a otros hospitales de la zona, como al Auda, vecino al campo de refugiados de Jabalia.

Hacia el hospital Al Shifa han sido derivados los casos más graves, algunos de los cuales se debatían entre la vida y la muerte, agregó el doctor, entre el frenesí de las ambulancias que entraban y salían y los lamentos de las decenas de mujeres y niñas de la escuela que allí habían encontrado refugio.

"Los muertos hasta ahora son 17 y los heridos cerca de 200, pero la cifra puede subir en los próximas horas debido a la gravedad de algunos", explicó uno de los doctores del hospital Al Gharbiya de Beit Janún.

En las vacías carreteras del norte de esta localidad, en plena línea de combate, el tránsito de ambulancias era frenético entre calles desoladas flanqueadas por edificios destruidos, unas para trasladar heridos y otras para sacar familias enteras a lugares más seguros.

Esta es la segunda vez que las tropas israelíes atacan una escuela de la ONU en los últimos tres días, después de que el martes destruyeran parte del recinto de una de ellas, situada al sur de la ciudad de Gaza.

En aquella ocasión no se produjeron víctimas, ya que ante la proximidad de los tanques israelíes, el director de la escuela decidió horas antes desalojar a las cerca de 1.700 personas que se refugiaban en ella.

Los tanques abrieron fuego, no obstante, diez minutos después de que responsables internacionales de la UNRWA en Gaza terminaran una inspección y se hallaran todavía en las proximidades de la citada escuela.

Según datos de la propia ONU, más de 120.000 personas han buscado refugio en escuelas de la UNRWA desde que el pasado 8 de julio Israel emprendió una ofensiva contra la franja de Gaza en la que ya han muerto más de 750 personas, en su gran mayoría civiles palestinos.

La cifra de víctimas mortales se ha triplicado desde que hace una semana las tropas israelíes invadieron la franja e iniciaron una cruenta incursión terrestre que, junto a los continuos bombardeos desde el aire y desde el mar, ha costado la vida de más de 500 personas.

El ataque contra la escuela de la ONU se produce apenas 24 horas después de que el Consejo de Derechos Humanos del citado organismo advirtió de que hay indicios de que Israel está cometiendo crímenes de guerra y aprobó, con el rechazo de EEUU, la formación de una comisión para investigar sobre el terreno.