Bombardean casa del expresidente Saleh en Yemen

Según una agencia de noticias, el bombardeo causó víctimas entre los residentes de la casa vecina. El movimiento chií aceptó hoy alto el fuego humanitario de cinco días propuesto por Arabia Saudí.

Saná

Los aviones de la coalición árabe, liderada por Arabia Saudí, bombardearon hoy en Saná la casa del expresidente yemení, Ali Abdalá Saleh, cuyos milicianos combaten junto al movimiento chií de los hutíes en el Yemen.

Según la agencia estatal de noticias Saba, en manos de los hutíes, se registraron tres ataques consecutivos esta madrugada contra la casa de Saleh pero, precisó, no provocó daños ni al expresidente ni a sus familiares.

La residencia está situada en un barrio de clase alta de la ciudad.

La agencia añadió que el bombardeo causó víctimas entre los residentes de la casa vecina.

Saleh y sus aliados han apoyado al movimiento chií con sus combatientes desde comienzos del conflicto contra las fuerzas leales al presidente Abdo Rabu Mansur Hadi en el país.

Arabia Saudí anunció el pasado jueves el inicio de una nueva operación militar en el país contra los responsables hutíes que planificaron los ataques de esta semana contra las provincias saudíes de Nashrán y Yazán, fronterizas con el Yemen.

HUTÍES ACEPTAN ALTO EL FUEGO DE CINCO DÍAS PROPUESTO POR A. SAUDÍ

El movimiento chií de los hutíes aceptó hoy el alto el fuego humanitario en Yemen de cinco días propuesto por Arabia Saudí y que comenzará el próximo martes.

En un comunicado, el portavoz del Ejército hutí, coronel Galib Luqman, aseguró que, "en respeto a los esfuerzos de algunos países amigos para desbloquear el brutal asedio", declara "su acuerdo" con la tregua humanitaria propuesta esta semana por Riad, que lidera la coalición árabe que los bombardea.

Añadió, en la nota recogida por la agencia estatal de noticias Saba, en manos rebeldes, que su aceptación supondrá "permitir la llegada de buques comerciales a los puertos yemeníes y la apertura del camino para el acceso de la ayuda humanitaria" al país.

Además, recordó que el movimiento rebelde "apeló y exigió" con anterioridad que se permita la entrada al Yemen de material médico, alimentos y los derivados del petróleo" y alertó de que "rechazar su acceso" es contrario a las convenciones y normas internacionales.

Asimismo, advirtió de que "cualquier incumplimiento militar de la tregua" por parte de los terroristas de Al Qaeda y sus leales "tendrá una respuesta" por parte de los comités populares y las fuerzas hutíes.

El pasado viernes, Riad ofreció un alto el fuego en Yemen que tendría un carácter humanitario, para permitir la entrada de ayuda en el país, pero podría ser "renovable" si los hutíes cesan la violencia y detienen el movimiento de tropas y armamento.

La situación humanitaria en el Yemen, ya de por sí complicada, se está viendo agravada por los ataques aéreos de la coalición, así como por las dificultades de las organizaciones internacionales para introducir ayuda humanitaria en el país.

Este conflicto se ha convertido en uno de los más preocupantes para la ONU por la posibilidad de que haya una escalada armada en la región debido a la interferencia externa en la guerra que enfrenta a rebeldes hutíes y a las autoridades de Mansur Hadi.