Bolivia y Perú capturan a narcos vinculados al cártel de Tijuana

Los peruanos Teofantes Bermudo y Percy Campos estaban encargados de un laboratorio de cristalización de cocaína en San Ramón, en el este del país andino, tercer productor mundial de coca y cocaína.
 Los dos peruanos detenidos, Percy Campos (2-i) y Walter Pinco Wallpa (d), durante la rueda de prensa hoy en La Paz
Los dos peruanos detenidos, Percy Campos (2-i) y Walter Pinco Wallpa (d), durante la rueda de prensa hoy en La Paz (EFE)

La Paz

Dos narcotraficantes ligados al cártel mexicano de Tijuana fueron capturados en una acción conjunta de las fuerzas antidroga de Perú y Bolivia, mayores productores de cocaína junto con Colombia, informaron hoy fuentes oficiales.

Los peruanos Teofantes Bermudo y Percy Campos fueron capturados en una acción respaldada por "el convenio bilateral que firmaron el año pasado" Perú y Bolivia, dijo el ministro de Gobierno (Interior) boliviano, Hugo Moldiz, en rueda de prensa. Moldiz destacó que se trata de la captura "más importante en lo que va del año o de los últimos años".

"Es un duro golpe al narcotráfico que atestó la policía boliviana en pro de la lucha en la que estamos enfrascados ambos gobiernos", manifestó de su lado el jefe de la Dirección Antidrogas de Perú (Dirandro), general Julio Mercado.

Según las autoridades, Bermudo, que tenía hasta tres identidades y una orden de captura internacional por tráfico de drogas, es el cabecilla de una organización que opera en el Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM), la principal zona cocalera peruana. Mercado indicó que esta persona es "responsable del puente aéreo" que el narcotráfico usaba para conectar ambos países.

Las personas presentadas a la prensa estaban encargadas de un laboratorio de cristalización de cocaína en San Ramón, este de Bolivia, y fueron detenidas durante una operación el pasado 13 de marzo pero cuyos resultados recién fueron comunicados hoy.

A pesar de que ambos están ligados a narcotraficantes de Tijuana, su captura "no significa que haya cárteles en Bolivia; son personas vinculadas a delitos de carácter internacional, son emisarios", sostuvo Moldiz. Un 95% de la cocaína que se incauta en Bolivia proviene de Perú y tiene como destino intermedio Brasil, según dijo recién Moldiz.

De acuerdo con datos del gobierno boliviano, la policía antinarcóticos incautó en 2014 un total de 21.71 toneladas de cocaína (17.63 de pasta y 4.08 de clorhidrato), casi la misma cantidad que la decomisada en 2013.

Bolivia es el tercer productor mundial de coca y cocaína, según la ONU, después de Perú y Colombia. La fuerza antinarcóticos boliviana ha decomisado 9.15 toneladas de cocaína y 12.1 toneladas de mariguana en lo que va de año, según datos oficiales.