Boehner inicia trámites de demanda contra Obama por abuso de autoridad

El líder republicano y presidente de la Cámara de Representantes estadunidense centrará la demanda en los cambios a la ley de salud Obamacare ordenados por el mandatario sin la autorización del ...
El líder republicano John Boehner espera ampliar su mayoría en la Cámara de Representantes
El líder republicano John Boehner, durante su rueda de prensa semanal hoy en el Capitolio, en Washington (AFP)

Washington

El presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, el republicano John Boehner, inició hoy los trámites de la demanda que había anunciado contra el presidente Barack Obama por considerar que ha incurrido en abuso de autoridad. La demanda se centrará en los cambios a la ley de salud Obamacare ordenados por el presidente sin la autorización del Congreso, según un comunicado hecho público hoy por la oficina de Boehner.

Los republicanos divulgaron hoy el borrador de una resolución que autorizaría a la Cámara baja a iniciar una demanda contra Obama, una decisión que se someterá a votación este mes y que no necesitará la autorización del Senado para entrar en vigor. Boehner planea una audiencia sobre la resolución en el Comité de Reglas de la Cámara la próxima semana y realizar una votación para finales de este mes.

La resolución para autorizar la acción legal contra Obama otorga autoridad al asesor legal de la Cámara baja, de mayoría republicana, y a un poco conocido panel con el nombre de Grupo Bipartidista de Asesoría Legal, integrado por cinco miembros, para demandar a la Administración. Los republicanos, recurrieron a ese mismo panel bipartidista en 2011 para respaldar la Ley de Defensa del Matrimonio, cuya legalidad cuestionó la Casa Blanca y que fue declarada inconstitucional por el Tribunal Supremo en junio.

Boehner sostiene que la decisión de la Casa Blanca de cambiar la ley de salud viola la separación entre el poder ejecutivo y el legislativo. Según asegura el diario The Wall Street Journal, los republicanos consideraron varias acciones legales, incluida la política de deportaciones de la Casa Blanca, pero optaron finalmente por concentrarse en los cambios al mandato de los empleadores de ofrecer seguro de salud, una pieza central de la ley de salud Obamacare.

La Administración Obama accedió a aplazar durante un año el requisito para que los empleadores ofrezcan cobertura de salud, una exigencia que se postergó hasta el año 2015. La Casa Blanca realizó una revisión adicional a la ley al indicar que los empleadores con entre 50 y 99 empleados a tiempo completo no tienen que cumplir con el requisito de la ley de ofrecer seguro hasta el año 2016.

"En el año 2013 el presidente cambió la ley de salud sin un voto del Congreso creando efectivamente su propia ley al eliminar literalmente el mandato de los empleados y las multas por no cumplir con él", dijo Boehner en un comunicado. El portavoz de la residencia oficial estadunidense Josh Earnest tachó hoy en un comunicado de "decepcionante" el que Boehner y los republicanos del Congreso hayan decidido "gastar tiempo y dólares de los contribuyentes en una maniobra política".

"En momentos en los que Washington debería de trabajar para ampliar las oportunidades económicas para la clase media, los líderes republicanos en el Congreso se dedican a los juegos políticos de Washington en lugar de trabajar con el presidente a favor de los laboriosos ciudadanos estadunidenses", lamentó.

Los republicanos sostienen que Obama trata de esquivar la autorización del Congreso recurriendo a decretos presidenciales, aunque el actual inquilino de la Casa Blanca solo ha emitido 182 de esos decretos u órdenes ejecutivas, frente a los 291 de su antecesor George W. Bush. El presidente Bill Clinton emitió 364 de esos decretos y Ronald Reagan 381, según el Proyecto de la Presidencia de EU de la Universidad de California en Santa Bárbara que realiza un seguimiento de las órdenes ejecutivas.

Obama, que anunció en enero su intención de recurrir más a los decretos ante el bloqueo constante de los legisladores republicanos a sus propuestas, ha invitado a Boehner a que lo demande si quiera y ridiculizó hoy los planes del líder conservador. "¿Me van a demandar por hacer mi trabajo?, muy bien. Piensen un momento en eso. Van a usar dinero de los contribuyentes para demandarme por hacer mi trabajo mientras que ustedes no hacen el suyo", afirmó horas antes de que Boehner diese a conocer los detalles de su plan para demandarlo.