Bloqueadas temporalmente las principales páginas web de Corea del Norte

Medios surcoreanos ven posible que se trate de represalias de EU tras la agresión cibernética a Sony Pictures Entertainment, mientras en la ONU se producía un alud de críticas a Pyongyang por la ...
La embajadora de EU ante la ONU, Samantha Power, habla hoy ante el Consejo de Seguridad sobre los derechos humanos en Corea del Norte
La embajadora de EU ante la ONU, Samantha Power, habla hoy ante el Consejo de Seguridad sobre los derechos humanos en Corea del Norte (AFP)

Seúl

Corea del Norte ha sufrido hoy cortes intermitentes en varias páginas de internet establecidas en el país, un suceso que ocurre después de que Estados Unidos anunciara el pasado viernes que respondería "de forma proporcionada" por el ciberataque a Sony Pictures Entertainment, informaron medios surcoreanos.

Las principales páginas web norcoreanas han permanecido caídas de forma discontinua desde la 01:00 hora local (16:00 hora GMT del lunes) hasta el martes, entre ellas la de la agencia estatal de noticias KCNA y la del diario Rodong Sinmun, dos de los medios oficiales de Pyongyang.

Aunque el hermético régimen norcoreano no se ha pronunciado sobre este "apagón" temporal ni confirmado que haya sido originado por un ataque informático, algunos medios surcoreanos han sugerido la posibilidad de que se trate de represalias de Estados Unidos tras la agresión cibernética a Sony Pictures Entertainment.

Asimismo, han funcionado con normalidad las páginas web del régimen cuyos servidores se encuentran en el extranjero, como el portal propagandístico Uriminzokkiri o el diario Choson Sinbo de la comunidad norcoreana en Japón.

Un representante de Corea del Norte en la ONU comentó que la conexión a internet en su país "ha permanecido inestable en las últimas horas y ahora es imposible conectarse", pero no ofreció una explicación sobre el motivo, en declaraciones ofrecidas en Nueva York al diario surcoreano Voz del Pueblo.

Otros medios surcoreanos señalan la posibilidad de que la caída en las redes norcoreanas responda a un contratiempo técnico o a un problema interno en Corea del Norte, debido a la fragilidad de las conexiones en este país. En todo caso este apagón ha generado gran interés ya que ocurre en plena polémica iniciada con el ciberataque a la productora de cine de Sony.

Este ciberataque, en el que se robaron y publicaron miles de correos y datos de los empleados de la empresa entre finales de noviembre y principios de diciembre, se considera un acto de represalia contra "The interview", una película sobre un complot para acabar con la vida del dictador norcoreano Kim Jong-un.

Sony canceló el estreno navideño de esta comedia protagonizada por Seth Rogen y James Franco después de que el mismo grupo de piratas informáticos que se atribuyó el ciberataque, Guardians of Peace (Guardianes de la Paz), amenazara con actos terroristas a las salas que proyectaran el filme.

EU apuntó directamente a Pyongyang de ser el autor del ciberataque, aunque el régimen norcoreano ha negado tajantemente su implicación y acusó al Gobierno de Barack Obama de llevar a cabo una campaña de difamación contra el país.

Aluvión de críticas en la ONU

Mientras, Corea del Norte fue hoy blanco de un aluvión de críticas en el Consejo de Seguridad de la ONU, país al que Estados Unidos acusa de hacer vivir "una pesadilla" a sus ciudadanos en materia de derechos humanos.

Durante la primera reunión del Consejo dedicada completamente a la situación de los derechos humanos en Corea del Norte, la embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Samantha Power, lideró las acusaciones en contra de la dictadura comunista en el poder en Pyongyang.

En base a un abrumador informe de la ONU publicado en febrero, Power citó testimonios de ex prisioneros de campos de trabajo norcoreanos que relatan un sinnúmero de "atrocidades": prisioneros obligados a comer raíces o ratones para sobrevivir, violados y sometidos a "castigos sádicos".

Estos testimonios, recogidos por una Comisión de investigación de la ONU, "muestran que los norcoreanos viven una pesadilla", aseguró. Estos abusos representan una "amenaza para la paz y la seguridad internacional", afirmó Power. El Consejo "debe hablar regularmente de los derechos humanos en Corea del Norte" después de esta primera reunión y esto "mientras que estos crímenes continúen".

La funcionaria estadunidense recomendó que el Consejo "examine la recomendación" de la Comisión y de la Asamblea General de la ONU de juzgar ante la Corte Penal Internacional los crímenes contra la humanidad cometidos por Corea del Norte.

Un pedido apoyado por otros países occidentales como Francia, Australia o Reino Unido. Pero, según fuentes diplomáticas de la ONU, China - el único aliado de Pyongyang - hará uso de su derecho a veto ante cualquier intento de llevar este caso ante la CPI.

El embajador francés François Delattre denunció también una "mecánica terrible, la del régimen de Pyongyang para someter a su pueblo". Para el embajador británico Mark Lyall Grant, la comisión de investigación de la ONU "ha abierto los ojos" de la comunidad internacional.

Pyongyang amenaza con represalias

Corea del Norte respondió a las críticas amenazando con tomar represalias. Pyongyang no envió representante a la reunión del Consejo. Para el embajador surcoreano Oh Joon, esta reunión era importante: "millones de surcoreanos tienen allegados que viven en el norte", recordó. "Tenemos el corazón roto al leer los testimonios recogidos" por la ONU.

En su opinión, ir a la CPI "no es la única vía" posible. Se debe intentar "una cooperación sobre los derechos humanos con Corea del Norte".

China intentó sin éxito oponerse a esta reunión inédita del Consejo de Seguridad de la ONU, pero quedó en minoría durante la votación de un procedimiento que permitía esta reunión, que fue avalada por once votos a favor y tuvo dos en contra (China y Rusia) y dos abstenciones (Chad y Nigeria) entre los 15 países miembro.

Al realizar la votación, el embajador chino ante la ONU, Liu Jieyi, argumentó que el tema no era responsabilidad del Consejo. Aunque el Consejo no tomó ninguna decisión, asociaciones de defensa de los derechos humanos creen que esta iniciativa marca un punto de inflexión.

"Hoy, el Consejo ha advertido a Pyongyang que las décadas de crueldad contra su pueblo deben terminar", dijo el director ejecutivo de Human Rights Watch, Kenneth Roth.

Corea del Norte ya ha sido objeto de sanciones internacionales tras haber procedido a tres ensayos nucleares y al lanzamiento de misiles balísticos, pero es la primera vez que el Consejo de Seguridad se reúne específicamente sobre este tema.

Power aludió brevemente al ataque cibernético que sufrió Sony Pictures y del que Washington acusa a Corea del Norte. "No satisfecho con negar la libertad de expresión a sus propios ciudadanos, dijo, el régimen de Corea del Norte ahora parece estar decidido a impedir que nuestra nación disfrute de esta libertad fundamental".

El ciberataque contra Sony, el mayor de esta naturaleza contra una firma estadunidense, según el FBI, obligó a los estudios cinematográficos a anular el estreno de una comedia satírica sobre un complot ficticio de la CIA para asesinar al líder norcoreano Kim Jong-Un. Pyongyang niega cualquier responsabilidad en este ataque.