Biden evaluará con líderes europeos próximos pasos en Ucrania

El vicepresidente de EU, que no ve una solución militar para Ucrania, inicia mañana una gira europea en la que evaluará los pasos necesarios ante el empeoramiento de la crisis mientras Kiev ...
Joe Biden (d), en un reciente acto en homenaje al secretario de Defensa, Chuck Hagel (i), junto al presidente Obama (c)
Joe Biden (d), en un reciente acto en homenaje al secretario de Defensa, Chuck Hagel (i), junto al presidente Obama (c) (EFE)

Washington

El vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, iniciará este jueves una gira por Bruselas y Múnich en la que evaluará con líderes europeos los próximos pasos necesarios ante el recrudecimiento de la crisis en Ucrania, en medio del debate sobre la posibilidad de entregar armamento al Gobierno de ese país.

El viaje de Biden servirá, además, para analizar la situación en Grecia, la cooperación antiterrorista tras los recientes atentados en Francia y el estado de la negociación del acuerdo comercial entre EU y la Unión Europea (UE), según explicaron hoy bajo anonimato altos funcionarios de la Casa Blanca en una conferencia telefónica.

Pero todas las miradas estarán puestas en si Biden o el secretario de Estado de EU, John Kerry, quien estará este jueves en Kiev, despejan la incógnita sobre si el presidente Barack Obama ha tomado ya una decisión acerca de la entrega de ayuda letal a las Fuerzas Armadas de Ucrania.

La guerra en el este de ese país parece ya fuera de control, con constantes bombardeos de artillería entre los contendientes, a pesar de los llamamientos al alto el fuego de la UE y otras organizaciones internacionales.

Biden llegará este jueves a Bruselas, donde prevé reunirse con los líderes de las principales instituciones de la UE, y el viernes se desplazará a Múnich (Alemania) para participar en la Conferencia de Seguridad que acogerá esa ciudad durante el fin de semana.

De acuerdo con un funcionario de la Casa Blanca, en Múnich el vicepresidente mantendrá una reunión trilateral con la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente ucraniano, Petró Poroshenko.

El funcionario destacó la unidad que ha habido hasta el momento entre EU y la UE en cuanto a la respuesta a la crisis en Ucrania, al afirmar que "no cabe duda" de que Biden y los líderes europeos debatirán "cómo mejorar" la asistencia financiera y de seguridad a Kiev, al igual que la necesidad de "incrementar" la presión sobre Rusia.

"Todas las opciones están en la mesa desde el principio", sostuvo el alto funcionario sobre la posible entrega de armas a Kiev, aunque aclaró que la prioridad para EU es lograr una "solución diplomática" a la crisis, no militar.

Joe Biden, consideró este jueves, en una entrevista del diario alemán, que no existe "solución militar" para la crisis en Ucrania, mientras Kiev espera entregas de armas de EU. "Hemos dicho desde el principio que no hay solución militar para esta crisis", afirma Biden en una entrevista realizada por escrito por el diario alemán  Süddeutsche Zeitung (SZ).

"No tenemos ningún interés en una escalada militar e insistimos en que sea lo contrario", añadió, y precisó que Estados Unidos podría limitarse a suministrar "una ayuda en el campo de la seguridad".

Según el diario, que adelantó algunos fragmentos de la entrevista, redactada en estilo indirecto, esto significa que Estados Unidos se contentará con la ayuda que facilitan hasta ahora, es decir, chalecos antibalas, equipos médicos, aparatos de visión nocturna, etc.

Biden se reúne el sábado con el presidente ucraniano, Petro Poroshenko, y la canciller alemana, Angela Merkel, al margen de la Conferencia Internacional sobre Seguridad en Munich (sur de Alemania). A su vez, el secretario norteamericano de Estado, John Kerry, llega este jueves a Kiev para reunirse con Poroshenko y con el primer ministro Arseni Iatseniuk.

En una entrevista que el diario alemán Die Welt publica este jueves, Poroshenko instó a los países de la OTAN a suministrar armas a su país para permitirle "defenderse frente a su agresor".

Según Petro Poroshenko, la escalada de violencia de los últimos días tendría que llevar a la Alianza Atlántica "a dar todavía más apoyo a Ucrania, sobre todo proporcionándole armas modernas para protegerse y defenderse frente al agresor".

"La paz hay que defenderla, es la razón por la cual necesitamos un ejército fuerte con nuevas armas, esto nos ayudará a defender a la población civil contra los duros ataques de los terroristas", añadió, en referencia a los rebeldes separatistas prorrusos.

En un desplazamiento realizado el martes a Jarkiv, ciudad limítrofe de la zona de combates, Poroshenko dijo que no le cabe "ninguna duda" acerca de un aprovisionamiento de armas a Ucrania por parte de Estados Unidos para combatir contra los separatistas prorrusos.

Mientras, Ashton Carter, el candidato elegido por Obama para ser el nuevo jefe del Pentágono en sustitución de Chuck Hagel, se mostró hoy favorable a proveer armas al Gobierno ucraniano para hacer frente a los separatistas rusos.

"Tenemos que apoyar a los ucranianos para que se defiendan", señaló Carter durante su audiencia de confirmación para el cargo en el Senado. Por otro lado, la gira de Biden pretende servir también para abordar las "preocupaciones" de EU sobre la debilidad de la eurozona y, en particular, sobre la situación en Grecia, de acuerdo con la Casa Blanca.

Lo que Washington espera, ante todo, es que el nuevo primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, mantenga la "cooperación" con sus socios europeos y el Fondo Monetario Internacional (FMI), detalló una alta funcionaria en la conferencia telefónica.

Al ser preguntado la semana pasada en una entrevista con la cadena CNN sobre la situación en Grecia, Obama subrayó que "cuando una economía está en caída libre es necesaria una estrategia de crecimiento, no limitarse a presionar a una población que sufre cada día más".

"Creo que Grecia, para ser competitiva en el mercado internacional, necesita cambios. Pero estos cambios no pueden hacerse si el nivel de vida de los ciudadanos ha bajado un 25 %. Eso no puede soportarlo la sociedad griega, tampoco el sistema político", añadió el presidente estadunidense.