Biden llega a China para tratar sobre declaración de Zona Aérea

El vicepresidente de EU llega a Pekín al mismo tiempo que el gobierno chino lanza una dura advertencia a Washington y Tokio en el marco de la disputa por la nueva supervisión aérea en el mar de ...
Biden saluda al salir del Air Force Two en Pekín junto a su nieta, Finnegan Biden (c) y su hijo Hunter Biden (d)
Biden saluda al salir del Air Force Two en Pekín junto a su nieta, Finnegan Biden (c) y su hijo Hunter Biden (d) (AFP)

Pekín

El vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, llegó hoy a Pekín para una visita de 24 horas durante la que abordará con las autoridades chinas las tensiones tras la declaración de Pekín de una zona de identificación de defensa aérea (ADIZ) en el mar de China Oriental. Biden, que llegó procedente de Tokio para una visita oficial, tiene previsto reunirse hoy con su par chino, Liu Yuanchao, y con el presidente de este país, Xi Jinping, mientras que mañana lo hará con el primer ministro, Li Keqiang.

Antes de su llegada, el diario oficial chino China Daily advirtió en un editorial que Biden, que busca suavizar las tensiones tras el establecimiento de la ADIZ, no tendrá éxito si "se limita a repetir las declaraciones previas de su Gobierno, erróneas y parciales". El editorial acusa a Washington de "haberse alineado claramente con Japón" y de arremeter "equivocadamente" contra China después de que este país declarara hace diez días una zona de identificación de defensa aérea (ADIZ) en el mar de China Oriental.

La zona incluye las islas conocidas en mandarín como Diaoyu y en japonés como Senkaku, que ambos países se disputan. Como resultado de la declaración de la zona, que ha irritado a los países vecinos y Estados Unidos, Pekín requiere ahora que los aviones que sobrevuelen el área se identifiquen previamente y anuncien sus planes de vuelo.

Estados Unidos recomienda a sus líneas aéreas que cumplan con esos requisitos para evitar incidentes -aunque matiza que ello no equivale a reconocer la ADIZ china-, mientras que las aerolíneas japonesas rechazan hacerlo. En el editorial, el diario afirma que "es Japón quien ha cambiado unilateralmente la situación" en la región. "Si Estados Unidos está verdaderamente comprometido a reducir las tensiones en la región, primero debe dejar de consentir la peligrosa política de riesgo calculado japonesa", considera.

Además, "Estados Unidos debe dejar de envalentonar al beligerante primer ministro japonés Shinzo Abe para que constantemente vaya un poco más allá en las provocaciones e invasiones de Japón", agrega. Aunque inicialmente la visita de Biden, programada desde hace tiempo, tenía como principal objetivo promover las inversiones y el intercambio comercial, estará centrada ahora en las tensiones en torno a la ADIZ china.

Biden llega a Pekín procedente de Tokio, donde instó a China y Japón a buscar vías para reducir esas tensiones y reiteró que Estados Unidos se encuentra "profundamente preocupado" por la declaración de la ADIZ. "En lugar de hacerse eco de la petición ilícita de Japón de que rescindamos la ADIZ, Biden debería intentar hacer entender a los japoneses que ésta puede convertirse en lo que prevé nuestro Ministerio de Defensa, 'una zona de cooperación, no de confrontación'", declara el diario.

Asimismo, un portavoz del Ministerio de Defensa chino lanzó hoy una advertencia a Estados Unidos y Japón. Las fuerzas de combate chinas están en condiciones de ejercer "un control eficaz" en la zona, dijo el vocero chino poco antes de la llegada de Biden a Pekín. China pide en un nuevo cinturón de vigilancia de una zona marítima disputada con Japón que los aviones se anuncien, identifiquen y sigan las órdenes de su Fuerza Aérea. Las reacciones dependerán de si se trata de un avión civil o militar y cuán grande es la amenaza o la distancia, dijo el portavoz.

"No serán necesarios aviones de combate si se comprueba que el avión que sobrevuela no representa un peligro para nosotros, pero debe garantizarse la vigilancia necesaria", añadió. "Si la amenaza alcanza por algún intruso determinada medida, se movilizarán aviones militares en el momento indicado para sortear esta situación", explicó. Por otra parte, la resistencia de Japón a la zona fue fue criticada duramente, mientras que China pidió a Estados Unidos no enviar "señales falsas" con su apoyo a Tokio.