Biblioteca Obama se construirá en Chicago

La metrópoli de Illinois, donde el presidente de EU afirma que "me convertí en hombre", se impuso a las candidaturas de Nueva York y Hawai, donde nació el actual mandatario.
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, considera a Chicago la ciudad en la que se hizo hombre
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, considera a Chicago la ciudad en la que se hizo hombre (AFP)

Chicago

La biblioteca presidencial para el presidente Barack Obama se construirá en Chicago, su ciudad de adopción, informó hoy la Fundación Barack Obama. De esta manera, la metrópoli del estado de Illinois se impuso a las candidaturas de Nueva York y Hawai, donde nació Obama.

"Todos los hilos de mi vida se juntaron y me convertí en hombre cuando me mudé a Chicago", dijo Obama en un video colgado en la página web de la fundación que lleva su nombre. En Chicago también conoció a su mujer Michelle, quien dio a luz en esta ciudad a las dos hijas de Obama.

La decimocuarta biblioteca presidencial de Estados Unidos se construirá en el barrio South Side de Chicago, es decir, en el distrito que Obama representó como senador por Illinois. Algunas partes de este barrio pobre sufre desde hace años los embates del tráfico de drogas, la criminalidad y las luchas entre bandas. Obama dejará la presidencia en enero de 2017 y no puede volver a presentarse como candidato después de dos mandatos seguidos.

El alcalde de Chicago, Rahm Emanuel, declaró hoy que el futuro Centro Presidencial Barack Obama, que hoy se anunció que se construirá en el sur de la ciudad, será su "joya cultural más importante".

"Es una oportunidad que se da solamente una vez en la vida", dijo el ex jefe de gabinete presidencial de Obama, quien destacó los "tremendos beneficios" culturales, económicos y educativos para esta zona, donde reside mayoritariamente la comunidad afroamericana.

"Inspirar a una nueva generación"

La biblioteca y museo, que alojará todo tipo de documentos y materiales del paso de Obama por la Casa Blanca, albergará también exposiciones interactivas y recogerá "el espíritu de un movimiento" para "inspirar a una nueva generación de ciudadanos activos", según la Fundación Obama.

"El centro ocupará el lugar que se merece en Chicago", agregó Emanuel en conferencia de prensa, en la que no se especificó el lugar exacto donde se levantará el edificio, cuya localización se conocerá dentro de algunos meses.

"El presidente y su esposa regresan a sus raíces en el sur de Chicago y queremos crear una plataforma para su trabajo futuro, que además de biblioteca y museo sea un foro dinámico y vibrante de participación cívica", dijo el presidente de la fundación, Martin Nesbitt, que se encargará de la planificación, diseño y construcción del proyecto.

La confirmación de que Chicago era la ciudad escogida, algo que había trascendido a comienzos de este mes y, según Emanuel, era "el secreto peor guardado" de la ciudad, fue realizada temprano en la mañana por un vídeo de la Fundación Obama. En él, el presidente y la primera dama justifican la elección por ser la ciudad que ha marcado sus vidas y su formación, en la que crecieron, se conocieron y nacieron sus hijas.

Obama señaló que fue en Chicago donde se hizo "hombre" y pudo aplicar sus "ideales tempranos de trabajo con las comunidades y servicio público". Michelle Obama, por su parte, destaca la importancia de "ubicar este recurso en el corazón de un vecindario que significa mucho" para ella.

En el anuncio, la Fundación Obama señaló que el centro inspirará a ciudadanos de todo el mundo a mejorar a sus comunidades, sus países y el mundo. "No solamente será el testimonio del legado de un hombre, sino que existirá como un foro dinámico, vibrante de participación cívica, educación, acción, debate y progreso", agregó.

La ubicación del centro presidencial en el sur de Chicago fue sugerida por la Universidad de Chicago (UC), donde Obama fue profesor de derecho constitucional durante más de diez años y su esposa trabajó como administradora del hospital universitario.

La UC gestionó asimismo con Emanuel la concesión de terrenos públicos para la construcción del complejo en los parques Washington o Jackson, lo que fue autorizado por el Concejo Municipal.

Sin embargo, esta decisión enfrenta la oposición del grupo ambientalista Amigos del Parque y tiene pendiente una demanda judicial que busca bloquear la concesión de terrenos públicos para el proyecto. Nesbitt informó de que la Fundación Obama recaudará los recursos necesarios para construir el proyecto y no se usarán fondos federales o universitarios.

Una vez completada la construcción, que demandará varios años, la fundación transferirá la biblioteca y el museo a la Administración de Archivos y Registros Nacionales que se encargará de su administración junto con las otras trece bibliotecas presidenciales existentes.