Hijos de Luther King pelean por la biblia de su padre

A fines de enero dos de los hijos de Luther King anunciaron a su hermana Bernice que querían vender la Biblia que su padre siempre llevaba consigo, propuesta que rechazó de inmediato.
Biblia de Martin Luther King
Biblia de Martin Luther King (Reuters)

Washington

Martin Luther King probablemente nunca se imaginó que, más de 45 años después de su muerte, sus hijos se enfrentarían por los objetos que son símbolo de su lucha por la defensa de los derechos civiles.

En lo que constituye un nuevo episodio de una larga serie de batallas judiciales, la posible venta de estos dos objetos emblemáticos de MLK divide a sus tres hijos y herederos: Bernice Albertine, Martin Luther King III y Dexter Scott.

A fines de enero, los dos hermanos anunciaron a Bernice que querían vender la Biblia que su padre siempre llevaba consigo y el premio Nobel de la Paz que recibió en 1964. En virtud de un acuerdo alcanzado en 1995, los tres tienen derecho de voto en lo que respecta a la propiedad de toda la herencia de MLK.

Para Bernice, que conserva los dos objetos en un banco de Atlanta (Georgia, sureste), de donde es originaria la familia, vender la Biblia y el premio Nobel es ir demasiado lejos y rechazó la propuesta, dando comienzo a un nuevo enfrentamiento.

La batalla, lejos de librarse en el ámbito privado, pasó a la prensa cuando Bernice difundió una declaración en la que sostuvo que la venta sería "inadmisible, negligente en el plano histórico y totalmente criticable en el plano moral".

Unos días más tarde, convocó a los medios en la iglesia baptista Ebenezer de Atlanta, la misma donde su padre pronunció varios discursos antes de ser asesinado en 1968, y se presentó allí flanqueada por respetados miembros del movimiento de los derechos civiles.

Con tono grave, lanzó: "estos objetos jamás deberían ser vendidos a ninguna persona ni a ninguna institución porque son sagrados. Adopto esta postura fuerte por mi padre, porque papá no está aquí para decir por él mismo 'mi Biblia y medallas no están a la venta'".