Bernie Sanders busca voto hispano con agenda económica

Para obtener el voto hispano, el precandidato presidencial demócrata de EU propone la educación superior gratuita para generar empleos y llevar el salario mínimo a 15 dólares la hora.
Bernie Sanders buscará atraer al electorado hispano con una agenda económica.
Bernie Sanders buscará atraer al electorado hispano con una agenda económica. (AP)

Washington

El precandidato presidencial demócrata Bernie Sanders dijo que buscará atraer al electorado hispano con una agenda económica que incluya educación superior gratuita para generar empleo.

"Estamos progresando. Creo que nos verás acercándonos aún más a la comunidad latina", dijo el senador por Vermont durante un diálogo que sostuvo con el presidente de la Cámara Hispana de Comercio, Javier Palomarez.

"Nuestra agenda económica dice que debemos llegar a la clase trabajadora, a las familias de bajos ingresos y darles dignidad, darles empleos con ingresos dignos", agregó. "Esa será una propuesta a la que muchas familias hispanas responderán".

Además de educación universitaria gratuita, la plataforma de Sanders incluye crear empleos a través de cuantiosas inversiones gubernamentales en infraestructura, llevar el salario mínimo a 15 dólares la hora, aumentar los impuestos a personas acaudaladas, un sistema de cobertura médica universal y una expansión de los beneficios suministrados por la Seguridad Social.

Sanders ha emergido como el principal —aunque aún distante— rival de la ex secretaria de Estado Hillary Clinton en las primarias demócratas, que además incluyen al ex gobernador de Rhode Island Lincoln Chafee, al exgobernador de Maryland Martin O'Malley y al exsenador de Virginia Jim Webb.

Sanders reiteró su apoyo a una reforma migratoria integral que incluya una senda a la ciudadanía para los 11 millones de inmigrantes sin autorización, pero expresó reservas sobre permitir el ingreso de trabajadores no calificados por la posibilidad de que depriman los salarios y dificulten reducir el desempleo entre los jóvenes de minorías étnicas.

Sanders señaló que el 36% de los jóvenes hispanos están desempleados.

Como senador federal por Vermont, un estado abrumadoramente de raza blanca, Sanders sigue siendo mayormente desconocido entre los votantes hispanos y negros, electores cruciales del Partido Demócrata.

Durante las últimas semanas ha asistido a la Conferencia del Liderazgo Cristiano del Sur en Louisiana y a la conferencia nacional del Consejo Nacional de La Raza en Kansas City, con la intención de remediar esa debilidad.

Sanders dijo que el racismo sigue vigente en Estados Unidos, pero rehusó responder de manera directa cuando Palomarez le preguntó si algunos precandidatos republicanos son racistas.

"Los comentarios de Donald Trump son claramente escandalosos y me perturba mucho que un candidato presidencial caiga a ese nivel", respondió en referencia al magnate republicano que describió a los inmigrantes mexicanos como "criminales" y "violadores".

En cuanto a política exterior hacia América Latina, Sanders se pronunció a favor de la normalización de relaciones diplomáticas con Cuba pero advirtió que "de manera significativa, hemos ignorado a los pueblos que están cerca de nosotros y creo que necesitamos trabajar con ellos para mejorar sus economías".