Bernie Sanders pasa al ataque tras la remontada de Hillary Clinton

El senador, el más firme rival de la ex secretaria de Estado por la nominación demócrata, cuestionó la autenticidad del progresismo de la candidata y de su marido, el ex presidente Bill Clinton.
Bernie Sanders habla a los invitados el sábado por la noche a la cena Jefferson-Jackson Dinner, tradicional acto demócrata, en Des Moines, Iowa
Bernie Sanders habla a los invitados el sábado por la noche a la cena Jefferson-Jackson Dinner, tradicional acto demócrata, en Des Moines, Iowa (AFP)

Washington

El senador Bernie Sanders, el más firme competidor de Hillary Clinton por la nominación demócrata a las elecciones presidenciales de EU en 2016, ha pasado al ataque con duras críticas tras la remontada de la ex secretaria de Estado, cuya campaña pasa por un buen momento.

Sanders pronunció sus comentarios más duros sobre Clinton, sin mencionar su nombre, la noche de este sábado en la cena demócrata de recaudación de fondos Jackson-Jefferson, informaron hoy medios locales.

Clinton y el ex gobernador de Maryland Martin O'Malley también acudieron como candidatos a la nominación a esta cita decisiva que tradicionalmente sirve de pistoletazo de salida para el "caucus" de Iowa, que tendrá lugar el 1 de febrero de 2016. Sanders utilizó no solo el historial político de Clinton, sino también el de su marido, el ex presidente Bill Clinton, para cuestionar la pureza de su progresismo.

"Algunos están tratando de reescribir la historia diciendo que votaron por una ley contra los homosexuales para evitar una peor. Eso no fue así. Una pequeña minoría de la Cámara de Representantes se opuso a la discriminación contra los homosexuales y me siento orgulloso de haber estado entre ellos", afirmó Sanders.

El senador se refería así a la Ley en Defensa del Matrimonio ("Defense of Marriage Act" o DOMA), promulgada en 1996 por Bill Clinton, que define el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer.

Hace dos años, en un fallo histórico, el Supremo declaró inconstitucional una parte clave de la ley, la que impedía que las personas del mismo sexo casadas en los estados donde era legal hacerlo lograran reconocimiento y beneficios fiscales a nivel federal.

El propio Bill Clinton se ha posicionado en contra de la ley que aprobó hace 17 años y Hillary Clinton defendió recientemente que su marido aprobó la ley como un "acto defensivo" para evitar que los republicanos redactaran una enmienda constitucional para prohibir el matrimonio homosexual.

Otro de los reproches que lanzó Sanders a Clinton durante sus 25 minutos de intervención fue el de que tardó mucho en posicionarse sobre el controvertido oleoducto Keystone, que se extendería desde Alberta (Canadá) hasta el Golfo de México, en EU. "Este no era un asunto complicado", dijo el senador.

Sanders también afeó a Hillary su cambio de posición sobre el acuerdo comercial del Pacífico, el TPP, al que ahora se opone después de haberlo llamado, dijo, el "estándar dorado" de los acuerdos comerciales. "No lo es ahora y no ha sido nunca el estándar dorado de los acuerdos comerciales", subrayó el senador.

Pese a estos ataques, Clinton no se salió de su habitual discurso de campaña y evitó entrar en el cuerpo a cuerpo con Sanders, al que aventaja con un 45 % de apoyos frente a un 29 %, según un reciente sondeo de CNN.