El delfín de Berlusconi le traiciona y podría salvar al gobierno de Italia

El número dos del Pueblo de la Libertad, Angelino Alfano, llamó a apoyar en el Parlamento al gobierno del socialdemócrata Enrico Letta, rechazando de esta forma la maniobra iniciada por su líder ...
Angelino Alfano (c) abandona la residencia de Silvio Berlusconi, el Palazzo Grazioli, en Roma
Angelino Alfano (c) abandona la residencia de Silvio Berlusconi, el Palazzo Grazioli, en Roma (AFP)

Roma

El número dos del partido de Silvio Berlusconi, Angelino Alfano, llamó HOY a respaldar el gobierno del socialdemócrata Enrico Letta, lo que supone una grave traición por parte del delfín de Il Cavaliere, que persiste en querer tumbar el gobierno de coalición italiano.

Letta se dispone a superar el miércoles el voto de confianza del Parlamento después de que varios dirigentes del partido de Berlusconi desaprobaron este martes el jaque decidido por su líder al gobierno de coalición.

"Estoy convencido firmemente de que todo el partido debe votar el miércoles la confianza al gobierno presidido por Letta", declaró Alfano, viceprimer ministro y ministro del Interior del gobierno de coalición de centro-derecha, y sobre todo número dos del Pueblo de la Libertad (PDL), partido fundado por el magnate de las comunicaciones.

Se trata de la primera vez que el llamado delfín de [i]Il Cavaliere[/i], de 42 años, se rebela contra el líder máximo, quien desató una crisis al ordenar la dimisión el sábado de los cinco ministros de su partido. Según la prensa italiana, que cita fuentes gubernamentales, Letta se negó a aceptar la renuncia de los cinco ministros.

La jugada política de Berlusconi, de 77 años -ante el temor de quedar fuera del Parlamento y para evitar la humillación de una votación en el Senado que podría terminar en su arresto domiciliario-, irritó a una parte de su propio partido y a sus ministros, que se enteraron por teléfono de que debían dimitir.

En una carta dirigida a la revista [i]Tempi[/i], Berlusconi reiteró su voluntad de "hacer caer el gobierno de Letta", a quien acusa de no haberlo protegido de cara a sus líos judiciales. Por la noche, al término de una reunión con ciertos dirigentes del PDL, entre ellos ninguno de los cinco ministros, Berlusconi volvió a pedir a sus parlamentarios que no voten la confianza a Letta.

La Bolsa de Milán cerró con más del 3% de alza, reflejo del deseo de inversores y socios europeos de Italia de que el Gobierno supere con éxito al votación. Las divisiones dentro del partido de Berlusconi seguían aflorando este martes después de la reacción inesperada de rechazo a su decisión de retirar su apoyo al gobierno de coalición nacional, tan sólo cinco meses después de constituido.

"Somos muchos, más de 40, y estamos decididos a no dejar caer el gobierno. Por lo tanto daremos la confianza a Letta", declaró por su parte el senador Carlo Giovanardi, otro dirigente del PDL. Entre 20 y 40 tránsfugas, según la prensa italiana, votarían a favor de la confianza. Letta necesita 161 votos en el Senado para obtener la confianza, pero según los conteos tiene asegurados unos 140.

Las negociaciones proseguían entre bambalinas para obtener el apoyo de varios tránsfugas y senadores vitalicios. Del otro lado, Berlusconi había convocado a amigos y desertores a su residencia romana, el Palazzo Grazioli, donde se han multiplicado las reuniones.

"Hacer caer el gobierno es un error. Hay que tener en cuenta la situación internacional y europea", protestó el diputado de derecha Fabrizio Cicchitto, entre las figuras conocidas por su lealtad a Berlusconi. La fractura es tan clara que la prensa publica la lista de "halcones", los extremistas a favor de la crisis, y de las "palomas", los moderados aliados del gobierno.

La eventual traición a Berlusconi, conocido por su astucia para compactar a sus huestes, prometiendo cargos, trabajos y sueños, podría resultar histórica y determinar el fin de 20 años de reinado como líder indiscutible de la derecha.

Para el ex parlamentario del PDL Giorgio Stracquadanio, Berlusconi "perdió la lucidez" y cree que sin inmunidad puede terminar en la cárcel por los procesos en que está acusado de abuso de poder, prostitución de menores y corrupción de un senador.

"Perdió la brújula", sostiene el editorialista del diario económico [i]Il Sole 24 Ore[/i] Stefano Folli, que advierte que la inestabilidad política de Italia recae también "sobre su vida, su imperio, sus amigos y su familia". "Los italianos tienen otros problemas como para perder energías en juegos políticos", sostiene Sandra Corvi, jubilada entrevistada en Roma por AFP-TV.

Letta presentará en el Parlamento un programa económico y social hasta 2015 para dar estabilidad a Italia, tercera economía de la zona euro, sumida en una fuerte recesión económica con un desempleo del 12.2% que afecta al 40% de los jóvenes. La incertidumbre política de Italia amenaza además con reabrir la crisis del euro, ya que la prima de riesgo ha subido estos días ante la crisis de gobernabilidad.