Bélgica sigue en alerta tras detenciones del fin de semana

El primer ministro belga, Charles Michel, dijo que el país seguirá "extremadamente vigilante, hora a hora".
Un soldado belga hace guardia frente a la estación central de Bruselas.
Un soldado belga hace guardia frente a la estación central de Bruselas. (EFE)

Bruselas

Bruselas sigue en estado de alerta y reforzó su seguridad tras un fin de semana de registros que terminó con tres personas en la cárcel acusadas de terrorismo.

La empresa pública encargada de la gestión del metro, MIVB, dijo que media docena de estaciones de Bruselas restringieron la entrada a petición de las autoridades, pero todas las líneas estuvieron operativas durante la hora punta del lunes por la mañana.

El sábado, las autoridades acusaron a tres hombres de delitos relacionados con el terrorismo tras efectuar redadas durante el fin de semana y la detención de 40 personas en una importante investigación. Las pesquisas requería una "intervención inmediata" por temor a un nuevo ataque inminente, explicaron.

El primer ministro belga, Charles Michel, dijo que el país seguirá "extremadamente vigilante, hora a hora" y que el nivel de amenaza terrorista para todo el país se mantendrá en el segundo más salto, lo que supone que un ataque "es posible y probable".