Barriadas en cerros de Caracas tendrán defensa antiaérea: Maduro

El presidente venezolano justificó el despliegue militar en la prevención de un posible ataque de una aviación "enemiga, extranjera, imperialista".
Maduro (d) explica sus planes militares junto al canciller, Elías Jaua, en el suburbio caraqueño de Petare
Maduro (d) explica sus planes militares junto al canciller, Elías Jaua, en el suburbio caraqueño de Petare (AFP)

Caracas

Los barrios populares densamente poblados en los cerros de Caracas y otras zonas clave de las montañas de Venezuela contarán con defensas antiaéreas para prevenir un posible ataque de una aviación "enemiga, extranjera, imperialista", anunció este jueves el presidente Nicolás Maduro.

"Vamos a desplegar toda la defensa antiaérea que tiene la patria, los cohetes estos (...) los más modernos del mundo, se van a colocar en los puntos clave de las montañas del país, incluyendo los barrios, las comunidades de Caracas", dijo Maduro en un acto público en Petare, zona popular del este de la capital venezolana enclavada en una montaña.

Estas defensas servirán "para garantizar que nunca en la vida, jamás en la vida, una aviación militar enemiga, extranjera, imperialista entre a Venezuela, entre a la ciudad, para garantizar nuestra vida en paz", añadió el presidente. Estas defensas servirán de "disuasión para que los locos que desde el exterior planifican cosas contra Venezuela sencillamente sepan que es un costo impagable meterse con nuestro país".

El presidente venezolano ha multiplicado en los últimos meses las denuncias de presuntos planes de la oposición y de empresarios ligados a grupos de ultraderecha de Estados Unidos y Colombia para desatar una ola de descontento y atentar contra su gobierno en lo que describe como un "golpe silencioso".

Maduro habló en el marco de un programa de rehabilitación de viviendas populares denominado "Barrio Nuevo Barrio Tricolor" y que se puso en marcha en Petare, localizado en el estado de Miranda (norte), que forma parte de la zona urbana de Caracas y que es gobernado por el líder opositor Henrique Capriles.

Venezuela cuenta con un amplio programa de defensa antiaérea de largo alcance de fabricación rusa que fue adquirido por el fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013) en medio de críticas de parte de Estados Unidos. En noviembre de 2012, Chávez anunció que había adquirido un sistema de defensa antiaérea "de los más modernos del mundo", como parte del crédito de cuatro mil millones de dólares acordado en ese entonces por Rusia a Venezuela.

De otra parte, Maduro afirmó también que el nuevo acuerdo alcanzado entre el gobierno de Bogotá y la guerrilla de las FARC apunta a la pacificación de Colombia, y felicitó telefónicamente a su homólogo colombiano, José Manuel Santos, por este logro. "Quiero felicitar al presidente Santos por estos acuerdos que están logrando en la mesa de negociaciones de La Habana, que parecen apuntar a un proceso de pacificación de Colombia, que era el sueño de nuestro comandante (expresidente Hugo) Chávez", aseguró el mandatario.

El miércoles, las delegaciones del gobierno colombiano y la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) llegaron a un acuerdo sobre el segundo de los cinco puntos de la agenda de diálogo: la participación política de los guerrilleros una vez se desmovilicen. Maduro explicó que hoy conversó telefónicamente con Santos para manifestarle su apoyo a las negociaciones con la guerrilla de las FARC que se realizan en La Habana.

"Apoyamos en todo lo que podemos la paz en Colombia (...) en silencio, modesta y humildemente", dijo el presidente de Venezuela, país "acompañante" del proceso de paz, junto a Chile. Las FARC, de ideología comunista, son la principal guerrilla del país, con entre siete mil y ocho mil combatientes, y la más antigua de América Latina, con medio siglo de lucha armada.

En julio de 2010, el entonces presidente Hugo Chávez (1999-2013) anunció la ruptura de relaciones con Colombia luego de que el gobierno de Bogotá, presidido en la época por Alvaro Uribe (2002-2010), denunciara que las FARC tenían campamentos en territorio venezolano financiados por Caracas. Las relaciones entre ambos países fueron reanudadas en agosto de 2010 tras la llegada al poder en Colombia de Santos.

El gobierno de Santos y las FARC cumplirán el próximo 19 de noviembre un año de haber iniciado las pláticas en la capital cubana y tras el acuerdo del miércoles se espera avanzar en el tercer punto de la agenda que tiene que ver con drogas ilícitas.