Barco de EU ayudará a destruir armas químicas sirias

La embarcación MV Cape Ray está siendo equipada con bodegas modulares y unidades de hidrólisis para destruir el gas mostaza y el gas nervioso.
En esta foto de la agencia oficial siria SANA puede verse los restos de un mortero lanzado por rebeldes en el suburbio cristiano-druso de Jaramana, en Damasco
En esta foto de la agencia oficial siria SANA, puede verse los restos de un mortero. (AFP)

Eu

Un barco de carga de propiedad estadounidense, que tiene la capacidad de destruir las armas químicas más peligrosas de Siria, zapará en unas dos semanas hacia el Mediterráneo, dieron a conocer este jueves funcionarios, mientras trabajadores de astilleros preparan a la nave para nuevas pruebas en el mar.

Montacargas trasladaban el equipo, mientras que los trabajadores soldaban contenedores y otros aparatos sobre la cubierta del MV Cape Ray, que está siendo preparado con bodegas modulares para albergar a un contingente tres veces superior al normal, más dos unidades de hidrólisis para destruir los químicos sirios utilizados en armas, como los son el gas mostaza o gas nervioso.

"Sin este barco, esta misión no es posible", dijo Frank Kendall, el principal comprador de armas del Pentágono, a periodistas que fueron invitados a recorrer el barco en Portsmouth, Virginia.

"Esto evita el tener que poner estos materiales en el territorio de alguien, donde debes lidiar con todas las condiciones políticas y ambientales asociadas a hacerlo bajo la ley local", declaró.

Damasco accedió a eliminar sus armas químicas el año pasado de cara a la amenaza de una acción militar de Estados Unidos, luego de un ataque con armas biológicas contra los rebeldes y sus partidarios en una guerra civil que busca derrocar al presidente Bashar al-Assad.

Estados Unidos había desarrollado una máquina portátil para destruir los precursores de las armas químicas y ofreció neutralizar la porción de agentes de Siria que eran demasiado tóxicos para que fuesen tratados directamente por las compañías que trabajan con materiales peligrosos.

Siria no cumplió con el plazo del 31 de diciembre para eliminar los agentes químicos, pero funcionarios han destacado que el marco de tiempo era un desafío y expertos en control de armas dicen que el manejo deliberado y seguro de los materiales es más importante que el hacerlo con rapidez.

"Esta operación es difícil, pero es realizable", dijo Daryl Kimball, director ejecutivo de la Asociación de Control de Armas. "Es seguro y debería ser hecho con cuidado, y eso es más importante que hacerlo rápido", rápido.

Kendall dijo que se espera que Cape Ray, que es parte de la Flota Preparada de Reserva del Gobierno integrada por barcos de carga, zarpe rumbo al mediterráneo "dentro de unas dos semanas".

Las preocupaciones de seguridad y la burocracia han hecho que el Gobierno de Assad no cumpla con el plazo establecido para eliminar las toxinas letales de Siria. El mal tiempo y los complejos esfuerzos multinacionales están entre otras razones de la demora.