Banco Central Europeo seguirá ayudando a Grecia

Los bancos griegos podrán seguir contando con recibir ayuda financiera de emergencia, según decidieron los dirigentes de la institución.
Los bancos griegos podrán seguir contando con recibir ayuda financiera de emergencia, según decidieron los dirigentes de la institución, en momentos en que el país se encuentra al borde de la quiebra estatal.
Los bancos griegos podrán seguir contando con recibir ayuda financiera de emergencia, según decidieron los dirigentes de la institución, en momentos en que el país se encuentra al borde de la quiebra estatal. (EFE)

Grecia

Los bancos griegos podrán seguir contando con recibir ayuda financiera de emergencia del Banco Central Europeo, según decidieron en Frankfurt los dirigentes de esa institución, en momentos en que el país mediterráneo se encuentra al borde de la quiebra estatal.

Sin ese dinero procedente de la Asistencia Líquida de Emergencia (Emergency Liquidity Assistance, ELA), los bancos griegos están amenazados por la quiebra cuando abran mañana.

Hasta hace unas horas se especulaba que los bancos de ese país no abrirían mañana lunes, información que poco después fue confirmada por declaraciones en ese sentido del ministro de Finanzas de Grecia, Giannis Varoufakis.

Esa declaración de Varoufakist se produjo poco antes de que el Banco Central Europeo (BCE) diera a conocer su decisión de seguir adelante con el ELA para los bancos griegos, de manera que hasta el momento no esta claro si abrirán o no.

Ese fondo ELA está alimentado por los bancos centrales de los países de la Unión Monetaria, que son los que detentan el euro. En sus estatutos, el ELA está concebido para prestar financiamiento temporal a bancos sanos en crisis de liquidez en caso de que su solvencia no esté asegurada.

En contrapartida, los bancos comerciales entregan los activos financieros de la mayor calidad posible que le queden al BCE.

La quiebra bancaria hubiera tenido lugar el lunes a causa del retiro masivo de dinero de los bancos griegos por parte de los ciudadanos de ese país por el alto riesgo de quiebra estatal.

Sin embargo, hasta el momento no se sabe de fuentes oficiales si los bancos griegos permanecerán cerrados mañana lunes.

El financiamiento de emergencia del fondo ELA asciende a 90 mil millones de euros, igual que hasta ahora. Esa ayuda financiera, que son en realidad créditos, son en estos momentos de importancia existencial para los bancos griegos.

La decisión del Banco Central Europeo de seguir dando financiamiento ELA a los bancos griegos es en estos momentos altamente controversial, debido a la decisión de ayer del gobierno del primer ministro Alexis Tsipras, de romper negociaciones con Bruselas, llamar a un referéndum al pueblo griego y lanzar ayer un llamado a éste para que no acepte el paquete de reformas que proponen la Unión Europea, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Central Europeo.

El presidente del Bundesbank, Jens Weidmann, criticó acremente la posición del Banco Central Europeo respecto al uso del ELA, porque éste está pensado para apoyar a bancos saludables pero que en realidad se están usando como la única fuente de financiamiento de los bancos privados griegos.

El Banco Central Europeo y el Bundesbank (Banco Central alemán) sostienen posiciones diametralmente opuestas respecto a la crisis griega.

El Bundesbank demanda de Grecia que aplique reformas al ahorro, mientras que el BCE está haciendo todo lo posible dentro de su mandato para apoyar financieramente al país mediterráneo.