Ban Ki-moon dice a Kirchner que ONU debe "discutir más" deuda argentina

El secretario general de Naciones Unidas se entrevistó con la mandataria, cuyo gobierno emplazó hoy a los bancos a pagar a los acreedores de su deuda o regresar el dinero, Citibank se apresta a ...
Pancarta de protesta contra los fondos "buitre" a las puertas del Congreso en Buenos Aires
Pancarta de protesta contra los fondos "buitre" a las puertas del Congreso en Buenos Aires (Reuters)

Nueva York, Buenos Aires

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, indicó hoy a la presidenta argentina Cristina Kirchner que los Estados miembros de la organización deben "discutir más" sobre la cuestión de la deuda de ese país y sus implicaciones en las reestructuraciones soberanas. El gobierno argentino emplazó hoy a los bancos a pagar a los acreedores de su deuda o regresar el dinero.

Ban y Kirchner se reunieron esta tarde en la sede de Naciones Unidas en Nueva York, donde el miércoles se abre la Asamblea General de la organización con la presencia de unos 120 jefes de Estado y de gobierno.

El secretario general de la ONU y Kirchner "discutieron sobre la deuda argentina y las implicaciones del caso argentino en los esfuerzos de reestructuración de deuda", señaló la oficina de Ban en un comunicado. "El secretario general manifestó (...) que esta es una cuestión importante para que los Estados miembros discutan más", de acuerdo con el mismo texto.

La Asamblea General de la ONU adoptó el pasado 9 de septiembre una resolución impulsada por Argentina y el G77 y China para redactar un marco legal que regule las reestructuraciones de deuda soberana, en medio de la batalla entre Buenos Aires y fondos especulativos.

Para Argentina, se trata de un apoyo internacional en su enfrentamiento contra los fondos especulativos que le ganaron un juicio en Estados Unidos por bonos de deuda impaga desde 2001.

Estos fondos, calificados de "buitres" por Buenos Aires porque compraron la deuda ya en default, han logrado que el juez federal Thomas Griesa bloquee pagos al 93% de bonistas que aceptaron entrar en las reestructuraciones en 2005 y 2010 de la deuda argentina. Tras esa decisión el país ingresó en default parcial el pasado 30 de julio.

Mientras, Argentina emplazó hoy a los bancos intermediarios del pago de su deuda reestructurada a que cumplan los contratos y transfieran los fondos depositados a acreedores o devuelvan el dinero. Mediante un aviso pago publicado en la prensa en Argentina y EU, el gobierno intimó al Bank of New York (BoNY) a devolverle 539 millones de dólares que depositó para pagar bonos de su deuda.

La intimación al BoNY incluye un pedido a que renuncie a su condición de agente fiduciario de la deuda argentina en Estados Unidos, pero el banco ha señalado que debe obedecer la orden judicial de mantener congelado el dinero depositado por el gobierno argentino.

Por su parte, el ministro de Economía Axel Kicillof también intimó al Citibibank a cumplir la ley del país sudamericano a días del próximo vencimiento de bonos reestructurados que opera el 30 de este mes por unos 200 millones de dólares.

El dinero permanece bloqueado por orden del juez de Nueva York Thomas Griesa, que falló a favor de fondos especulativos que quieren cobrar deuda argentina en default. El bloqueo determinó que los acreedores no recibieran el dinero correspondiente, y Argentina quedó en "default selectivo". "La República Argentina ha intimado al BoNY Mellon a que se preste a transferir y entregar todos los bienes y fondos que actualmente están bajo su control", indicó el gobierno.

El anuncio fue realizado en vísperas del discurso de la presidenta Cristina Kirchner ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, donde denunciará a los fondos especulativos como desestabilizadores del sistema financiero internacional. En diálogo con Radio del Plata el ministro Kiciloff se refirió a los argumentos esgrimidos por el Citibank ante la justicia de Estados Unidos respecto al bloqueo de pagos ordenado por Griesa.

"Es mentira" que este banco tenga "una pistola (apuntándole a) la cabeza, tienen la ley argentina (apuntándole) en la cabeza", ironizó. El fallo de Griesa ordena a Argentina a pagar 1,330 millones de dólares a fondos especulativos en simultáneo con los pagos al 93% de acreedores de la deuda que aceptaron canjes en 2005 y 2010 con quitas de hasta el 70%.

Argentina se ha negado alegando que ello desataría juicios millonarios por ser violatorio del contrato de los canjes que le impiden ofrecer mejores condiciones de pago a quienes rechazaron esas reestructuraciones.

Grillete judicial

En julio cuando hubo otro vencimiento de bonos, el juez Griesa autorizó al Citibank "por única vez" a cumplir con el giro a los acreedores argentinos, luego de un pedido de la entidad financiera. El viernes el Tribunal de Apelaciones de Nueva York desestimó un pedido de Argentina y Citibank para liberar los pagos.

"El Citibank es una institución argentina, tiene un contrato con Argentina que dice que tiene que pagar los bonos (emitidos bajo) ley argentina, no ley Nueva York. Cuando se le deposita la plata tienen que pagarla", dijo Kicillof. En su opinión "el juez Griesa le ha puesto un grillete al Citibank y le impide cumplir con sus contratos en otro país".

"El contrato no es con el 'Citi' Nueva York, es con el 'Citi' Argentina. Es un banco argentino que está aprobado por el Banco Central y se somete a la legislación argentina y si no paga estaría incumpliendo leyes argentinas", dijo Kicillof. El ministro agregó: "¿Qué esperan los abogados del Citibank? Si se instala en un país y no quiere cumplir la ley estamos en un lío enorme", dijo.

Consultado sobre las posibles sanciones al banco, Kicillof consideró que "habrá que ver la gravedad" del incumplimiento. "Argentina hizo una consulta al Citi con intimación para preguntarle si va a cumplir o no con la ley argentina, cosa de no caer en una trampa y después encontrarse con una sorpresa", dijo respecto al vencimiento de la semana próxima.

El Congreso argentino aprobó una ley que autoriza al gobierno a trasladar de Nueva York a Buenos Aires la sede de pago. Kirchner tenía previsto reunirse hoy en Nueva York con el multimillonario financista George Soros, quien le presentará un plan para salir del "default selectivo". Soros tiene dinero atrapado por el bloqueo judicial neoyorquino.

Mientras, la abogada de Citibank, Karen Wagner, hizo saber al juez Griesa en una audiencia privada el viernes pasado que el banco le pedirá esta semana una medida cautelar ("stay") para poder efectuar un pago de intereses de bonos reestructurados de la deuda argentina que vence el 30 de septiembre. Citibank tomó la decisión después que un Tribunal de Apelaciones de Nueva York desestimase el pedido del banco para habilitar ese pago.

"Enfrentamos una fecha de vencimiento de pago el 30 de septiembre, y probablemente vamos a pedir una medida cautelar" para poder abonar los intereses de bonos en dólares emitidos bajo ley argentina, dijo Wagner al juez según la transcripción de la reunión conocida hoy, agregando que la presentación se hará esta semana.

Citibank, agente de pago de bonos canjeados emitidos bajo ley argentina, apeló en julio pasado una orden de Griesa que le impide abonar el próximo vencimiento de fin de mes. Griesa emitió una sentencia que obliga a Argentina a pagar 1,330 millones de dólares a fondos especulativos que ganaron un juicio por deuda en default desde 2001.

El juez mantiene bloqueado en el Bank of New York (BoNY) un depósito de 539 millones de dólares que efectuó Argentina para tenedores de bonos reestructurados bajo legislación estadunidenses, situación que llevó al país a un default parcial sobre su deuda. En ese momento, el juez autorizó sin embargo que por única vez Citibank pagase los intereses de bonos emitidos bajo legislación argentina, y que se encontraban en un limbo jurídico.

La llegada de un nuevo vencimiento, por 200 millones de dólares, volvió a llevar la cuestión ante la justicia, marco en el cual Wagner advirtió que Citibank "enfrenta un serio e inminente desafío" con posibles sanciones de parte de Argentina, que presiona al banco a cumplir con su obligación de pago en el país.

De su lado, los fondos especulativos insisten en que deben bloquearse todos los pagos de la deuda argentina reestructurada en los canjes de 2005 y 2010, a los que se plegó el 93% de los acreedores con quitas de hasta 70% del valor nominal de los bonos que cayeron en default en 2001.