Bachelet revela que jefe de policía de Pinochet le interrogó durante arresto

La candidata socialista, que hoy presentó una gran reforma educativa como parte de sus 50 primeras medidas, desmintió las afirmaciones de Manuel Contreras en las que negó que la ex mandataria ...
Michelle Bachelet, entre seguidores durante el "Concierto por la Democracia", el pasado sábado, en Santiago
Michelle Bachelet, entre seguidores durante el "Concierto por la Democracia", el pasado sábado, en Santiago (AFP)

Santiago

La ex mandataria y candidata presidencial opositora Michelle Bachelet reveló hoy que el antiguo jefe de la extinta policía secreta de la dictadura, Manuel Contreras, le interrogó cuando estuvo detenida en un centro de torturas de Santiago.

En una entrevista concedida a CNN Chile hace un mes con motivo del 40 aniversario del golpe de Estado, Manuel Contreras aseguró que Bachelet nunca estuvo en Villa Grimaldi, un antiguo centro de torturas situado en el este de la capital y ahora convertido en un parque por la paz.

"Ella nunca estuvo allí", señaló Contreras, quien admitió que detuvo a Bachelet y a su madre, Ángela Jeria, por orden de Pinochet, pero aseguró que las derivó directamente a la Academia de Guerra (AGA), dependiente de la Fuerza Aérea.

En la AGA fue torturado el padre de Bachelet, el general Alberto Bachelet, quien murió en 1974 a consecuencia de esos apremios. "La verdad es que me dio una indignación profunda", aseguró, sobre las palabras de Contreras, la ex presidenta (2006-2010) y favorita a los comicios presidenciales de noviembre en una entrevista difundida hoy por ese mismo canal.

"Me indignó y no entiendo cuál era el objetivo de desmentir(lo). Él me interrogó personalmente a mí y francamente me parece una mentira brutal", añadió Bachelet, que añadió que no pudo seguir viendo esa entrevista hasta el final.

Bachelet relató que supo que estaba en Villa Grimaldi porque una de las presas resultó ser la dueña de la fábrica de baldosas que se habían instalado en el suelo de ese recinto. Esas baldosas eran lo único que los detenidos podían ver a pesar de que tenían los ojos vendados.

Según datos oficiales, fueron 4,500 los prisioneros políticos que pasaron por Villa Grimaldi entre 1973 y 1977, de los que 229 figuran aún en las listas de detenidos desaparecidos. Bachelet visitó ese centro junto a su madre en la víspera del pasado 11 de septiembre, aniversario del golpe.

Contreras, que fue jefe de la Dirección Nacional de Inteligencia (DINA), concedió esa entrevista en el penal Cordillera -de la que dijo que no era una cárcel, en alusión a las comodidades con las que contaban- y en ella negó además la práctica de torturas y la existencia de detenidos desaparecidos.

Esas declaraciones apuntalaron la decisión del Gobierno de Sebastián Piñera de cerrar el pasado 28 de septiembre el penal Cordillera, donde había diez presos por violaciones a los derechos humanos, y agruparlos a todos en Punta Peuco, otra prisión especial que también cuenta con numerosos privilegios.

De otra parte, Bachelet prometió hoy que en caso de vencer enviará en los primeros 100 días de gobierno una gran reforma educacional, parte del paquete de 50 medidas que adoptará en los primeros cien días de su Gobierno si gana las elecciones, cuya primera vuelta se celebrará el 17 de noviembre.

"Son 50 medidas urgentes, que serán puestas en marcha durante los primeros 100 días de gobierno y que buscan enfrentar la desigualdad, para que todos empecemos a acceder a una mayor calidad de vida", dijo la candidata socialista en la presentación del documento en Santiago.

Entre las medidas más emblemáticas, agrupadas en quince áreas, se encuentra una gran reforma educacional que termina con un sistema de financiamiento compartido a nivel escolar -los padres y el Estado aportan al pago de los aranceles- y establece la gratuidad a nivel universitario en un plazo de seis años.

Una reforma educacional que acabe con el sistema impuesto por la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), que tiene en manos privadas la mayoría de la matrícula, ha sido exigida por miles de estudiantes en multitudinarias marchas que estallaron en 2011.

Bachelet, que gobernó Chile entre 2006 y 2010, es amplia favorita para adjudicarse las elecciones del 17 de noviembre. Su principal contrincante es la derechista Evelyn Matthei. La ex mandataria prometió además el envío al Congreso de un proyecto de ley que crea dos nuevas universidades públicas en O'Higgins y Aysén, regiones situadas en el centro y sur del país.

Las medidas de Bachelet contemplan también institucionalizar la entrega de un bono de 80 dólares en marzo de cada año, cuando los gastos de las familias chilenas se disparan por el inicio del año escolar y el pago de impuestos a la circulación de vehículos y a las propiedades.

En los primeros cien días de su eventual gobierno, Bachelet dijo además que enviará un proyecto de ley que crea una Administradora de Fondos de Pensiones (AFP) estatal para competir con las seis existentes hoy, todas privadas, para administrar los ahorros previsionales obligatorios de los trabajadores chilenos.

Según Bachelet, esta administradora de fondos de pensiones (AFP) estatal "promoverá la competencia" y ayudará a grupos de la población excluidos del sistema actual.

La candidata de la Nueva Mayoría, una alianza de partidos de centroizquierda que incluye desde la Democracia Cristiana hasta el Partido Comunista (PC), citó también la reforma tributaria, una iniciativa que ya detalló en junio pasado, en la campaña de las elecciones primarias.

Con esta reforma, que contempla un aumento del impuesto a las empresas, excepto las pymes, y una rebaja de la tasa máxima del impuesto a las personas, Bachelet prevé financiar los cambios en educación y atender otras prioridades de la agenda social, como la salud y las pensiones.

En materia de seguridad ciudadana aseguró que aumentará la dotación de Carabineros con seis mil nuevos efectivos y la de la Policía de Investigaciones (PDI) con 1,200 policías. Bachelet indicó que el costo de las 50 medidas anunciadas alcanza los 720 millones de dólares y que el programa de gobierno completo se presentará en unos quince días más.

La candidata presidencial de la derecha, Evelyn Matthei, presentó la semana pasada su programa electoral y ha criticado en los últimos días la tardanza de Bachelet y su equipo en presentar sus propuestas.

"Esta candidatura se está preparando para gobernar. Lo estamos haciendo con toda la seriedad y responsabilidad que esto significa y dentro de los plazos que nos hemos propuesto", dijo hoy Bachelet.

Por otro lado, la ex mandataria afirmó que promoverá la creación de un Ministerio de la Mujer y otro de Asuntos Indígenas. Dentro de las medidas no se hace mención al cambio a la Constitución dictada por Pinochet en 1980 y que Bachelet anunció que reformaría durante su gobierno.