Bachelet pide cambio y Matthei critica su gobierno

Las dos candidatas a la presidencia de Chile, que se enfrentarán en una segunda vuelta el próximo día 15, sostuvieron su primer debate cara a cara, que fue radiado.
Bachelet (i) y Matthei bromean antes de iniciar su primer debate
Bachelet (i) y Matthei bromean antes de iniciar su primer debate (AFP)

Santiago de Chile

Las candidatas a la presidencia de Chile Michelle Bachelet y Evelyn Matthei sostuvieron hoy un debate cara a cara en el que la primera defendió la necesidad de un cambio para superar la desigualdad, mientras que la segunda criticó lo que su contendiente hizo cuando gobernó. "Si no crece con igualdad, Chile no va a ser un país moderno", aseguró Bachelet, en tanto que Matthei dijo que ella no estaba dispuesta a enfrascarse en "una tremenda discusión ideológica", porque "Chile ha progresado bien".

Las dos candidatas se enfrentarán en las urnas en una segunda vuelta el próximo día 15, pues fueron las más votadas en la primera, celebrada el 17 de noviembre, en la que ninguno de los nueve contendientes logró la mayoría necesaria -Bachelet se quedó a falta de tres puntos- y hubo una abstención de más del 50 %.

El debate de hoy, organizado por la Asociación de Radiodifusores de Chile, duró poco más de una hora y se desarrolló en un tono moderado, sin ataques personales, aunque Mathhei, candidata de la gobernante Alianza, buscó una confrontación dialéctica con la ex presidenta y ex directora de ONU Mujeres, candidata de la opositora Nueva Mayoría.

Bachelet y Matthei, ambas hijas de generales de la Fuerza Aérea de Chile que corrieron muy distinta suerte tras el golpe de Estado de Augusto Pinochet, evidenciaron sus diferencias en asuntos como las uniones de homosexuales, la reforma tributaria, la educación gratuita y la elaboración de una nueva Constitución que defiende la candidata de la Nueva Mayoría. "El aborto y el matrimonio homosexual, en ambas cosas estoy en contra", dejó claro Matthei.

Bachelet por su parte se quejó de que el gobierno de Sebastián Piñera, del que Matthei fue ministra de Trabajo hasta su elección como candidata de la derecha, está limitando la capacidad de acción de quien le vaya a suceder en La Moneda. "Con un presupuesto tan restrictivo como el de 2014 es difícil reacomodar programas", se quejó la ex mandataria, quien advirtió además de que "desde principios de este año se ha iniciado una desaceleración y por eso hay que mirar cómo se levanta la economía".

Para Matthei, en cambio, "cuando uno se compromete con un programa, no se puede comprometer con los ingresos" y por eso "puede que la reforma tributaria sea necesaria o innecesaria". En lo que si estuvieron de acuerdo ambas fue en pedirle a los ciudadanos que el día 15 acudan a las urnas. La ex directora de ONU Mujeres subrayó la importancia de ir a votar para hacer realidad "que Chile tenga una educación de calidad", una reforma tributaria para financiarla y una nueva Constitución, principales ejes de su programa.

"Aunque vote un millón de personas, el Gobierno es legítimo", manifestó por su parte la candidata oficialista. La aspirante oficialista concentró sus intervenciones en la defensa de la clase media, sobre la base de que hay que reconocer el trabajo de quien se esfuerza y, además, ayudar a quienes más lo necesitan. En tanto, la candidata de la Nueva Mayoría se congratuló de haber obtenido el pasado 17 de noviembre unos resultados parlamentarios que le permiten impulsar las grandes transformaciones que Chile necesita para crecer con igualdad.

Durante este debate, al que seguirá un segundo el próximo martes, también se habló de las vicisitudes que ha tenido que afrontar la candidatura de Matthei. "No va a haber noche de los cuchillos largos", dijo en respuesta al vaticinio del presidente Piñera respecto al panorama postelectoral en la derecha. En contraste, Bachelet exhibió las credenciales del amplio respaldo con que cuenta su candidatura, al que en los últimos días se han sumado el principal sindicato del país; los ex candidatos Franco Parisi (independiente) y Alfredo Sfeir (ecologista), e incluso el senador derechista Antonio Horvath.

Matthei criticó el legado de la ex mandataria en aspectos como la política energética y la acusó de bloquear iniciativas en las que el Gobierno tiene gran interés, como la llamada "ley antiencapuchados", para ampliar el poder de la policía. Además sostuvo que el programa de Michelle Bachelet representa la Alemania del Muro de Berlín, en contraste con el suyo, que comparó con el de la canciller Angela Merkel. La única alusión que hubo a la política exterior fue la respuesta de Bachelet a una pregunta sobre la demanda contra Chile presentada este año por Bolivia ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya para reclamar una salida al mar.

"Hicimos con ellos una agenda amplia con la que avanzamos en diversas materias", recordó Bachelet en alusión al diálogo que sostuvo con Bolivia durante su gobierno. Por último, Bachelet dijo que Chile necesita "un nuevo trato con los pueblos originarios", por lo que si gana, creará un ministerio y además no aplicará la ley antiteerrorista en el conflicto de la Araucanía.