Bachelet busca imponerse hoy a Matthei en balotaje

Millones de chilenos elegirán en segunda vuelta a quien los gobernará los próximos cuatro años y en donde la ex mandataria se presenta como favorita.
Los sondeos le dan una ventaja de 20 puntos a Michelle Bachelet.
Los sondeos le dan una ventaja de 20 puntos a Michelle Bachelet. (Martín Bernetti/AFP)

Santiago

Los chilenos concurrirán hoy otra vez a las urnas para definir en segunda vuelta quién gobernará el país sudamericano los próximos cuatro años, en una inédita elección entre dos mujeres que confronta a la socialista y gran favorita Michelle Bachelet y la derechista Evelyn Matthei.

Nunca antes en Chile, ni en toda América Latina, dos mujeres se habían enfrentado en una segunda vuelta electoral, cuatro semanas después de la votación en la que Michelle Bachelet —médico pediatra de 62 años— estuvo a menos de cuatro puntos de asegurar su retorno al palacio presidencial de La Moneda, con 46.6 por ciento de la votación.

Matthei, de 60 años, economista y ex ministra del Trabajo en el gobierno del actual presidente, Sebastián Piñera, ocupó el segundo lugar con 25.1 por ciento de las preferencias en las urnas.

Los más de 21 puntos que separan a las dos candidatas, ambas hijas de generales de la Fuerza Aérea —que eran muy amigos—, y que de niñas compartieron juegos, suponen una diferencia casi irremontable para Matthei.

“Es posible que Bachelet logre un porcentaje histórico y gane con un 60 por ciento”, vaticina Marta Lagos, directora de Latinobarómetro Chile.

Un sondeo de la Universidad de Santiago y la encuestadora Ipsos ratificó el amplio favoritismo de Bachelet, que obtendría más de 63 por ciento de los sufragios, mientras que Matthei concitaría más de 33.7 por ciento.

La amplia ventaja acentuó el tono triunfalista de la ex mandataria, que gobernó Chile entre 2006 y 2010, siendo la primera mujer en el país en ocupar ese cargo.

“Tuve el honor de haber sido la primera presidenta de Chile y será un inmenso honor volver a ser la presidenta de todos los chilenos y chilenas”, dijo Bachelet, durante el cierre de su campaña electoral el jueves pasado.

POCO ENTUSIASMO

Unos 13.4 millones de chilenos están habilitados para votar este día, en más de 41 mil mesas que comenzarán a funcionar por diez horas a partir de las ocho de la mañana locales.

Los primeros resultados se conocerán a partir de las 19:00 —hora local—, de acuerdo al Servicio Electoral chileno, que prevé un rápido conteo de votos.

Para esta nueva jornada electoral se estima, no obstante, que acudirán menos votantes de los 6.6 millones que sufragaron el pasado 17 de noviembre, cuando debutó el voto voluntario a nivel presidencial, en un día en que se esperan temperaturas por sobre los 30 grados, a 10 días de Navidad y en la que gran parte del comercio permanecerá abierto.

“No hay ninguna indicador que nos diga que va ir a votar mucha gente”, adelantó Marta Lagos.

La apatía que se ha evidenciado en esta campaña de segunda vuelta, con poco impacto de las propuestas de ambas candidatas en la población y una discusión electoral que estuvo casi ausente de los medios, hacen temer que los del hoy sean los comicios menos votados desde el retorno de la democracia en 1990.

“No hay movilizaciones, no hay letreros en las calles, la gente no está ávida de ir a votar”, describe Lagos.

El escaso interés entre el electorado chileno se da pese a que están en juego dos proyectos de país diametralmente opuestos.

Uno que ha enfatizado las políticas de continuidad, encabezada por Matthei, y otro que propone un ambicioso plan de reformas, en manos de Bachelet.

La ex mandataria socialista ha propuesto una reforma tributaria, que busca recaudar 8,200 millones de dólares, una nueva Constitución que reemplace la vigente heredada de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) y la gratuidad de la educación universitaria.

Matthei, por su parte, ha puesto un acento en mejorar la vida de la clase media.

“Queremos poner como principal foco de nuestro gobierno a la clase media”, prometió la candidata oficialista en su cierre de campaña el jueves pasado, cuando calificó las propuestas de Bachelet como “experimentos que no han resultado en otros países”.

DESAFÍOS A ENFRENTAR

-La nueva mandataria de Chile asumirá el cargo el próximo 11 de marzo y gobernará hasta 2018. Recibirá una economía en desaceleración, tras un crecimiento estimado para este año de 4.2 por ciento.

Una menor inversión minera por una caída internacional en el precio de las materias primas impactará sobre el principal productor mundial de cobre, de acuerdo a analistas. A nivel social, la nueva mandataria deberá hacer frente a una serie de demandas, encabezadas por los estudiantes, que ya anticiparon que protagonizarán en 2014 un año lleno de movilizaciones en reclamo de educación pública, gratuita y de calidad. “Vemos, hoy por hoy, cómo ninguna de las candidatas ha podido plantear un programa de gobierno que se haga cargo de manera profunda de las demandas que durante años hemos levantado”, indicó un comunicado de la Confederación de Estudiantes de Chile, que ya anunció se sumará a una gran marcha programa cuatro días después del cambio de mando.

AFP/Santiago

Claves

Escupitajo a Piñera

-Un tribunal chileno prohibió ayer a Catalina Castillo acercarse al presidente Sebastián Piñera, a quien agredió el viernes pasado en el velatorio de un sacerdote defensor de los Derechos Humanos .

-A Castillo se le ordenó firmar mensualmente ante el ministerio público y la prohibición de acercarse o asistir a actos donde participe Piñera, según la decisión de la Octava Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago.

-La mujer de 29 años empujó y escupió a Piñera cuando el mandatario ingresaba al velatorio del sacerdote Alfonso Baeza por lo cual fue detenida durante 24 horas.