Aznar aboga por libertad e independencia judicial para el Estado de Derecho

El ex presidente del gobierno español abogó en Guatemala por factores como la separación de poderes, la libertad y la independencia judicial y criticó la persecución política de la "dictadura ...
José María Aznar, en el XII Encuentro Nacional de Empresarios (Enade), en Ciudad de Guatemala
José María Aznar, en el XII Encuentro Nacional de Empresarios (Enade), en Ciudad de Guatemala (EFE)

Ciudad de Guatemala

El ex presidente del Gobierno español José María Aznar abogó hoy en Guatemala por factores como la separación de poderes, la defensa de la libertad, la independencia judicial y unos servidores públicos independientes para garantizar la construcción de un "Estado bien hecho en un Estado de Derecho".

Durante su intervención en el XII Encuentro Nacional de Empresarios (Enade), que se celebró este jueves en Guatemala, Aznar dijo que él pertenece a una generación de españoles que nació "sin democracia" y con pocas esperanzas de poder construirla, pero que se supo hacer "una tarea histórica" y crear la "transición española".

En su disertación, el ex presidente de España explicó que sus principios en la visión política siempre fueron "muy pocos pero muy firmes", y que uno de ellos es que "la libertad está por encima de todo", ya que es un motor en la vida política y también pública.

"Dónde la libertad es sofocada por el poder arbitrario, no hay un estado de derecho", enfatizó, y agregó que entonces impera un terreno "de miseria y opresión" donde "campan a sus anchas las mafias y la corrupción".

"Necesitamos estados eficaces y bien organizados, no grandes", proclamó Aznar, y agregó que para ello es necesario apostar por el equilibrio de poderes, la supremacía y el respeto a las leyes, la igualdad entre el hombre y la mujer, o el respeto a los derechos y las libertades.

A su juicio, un estado moderno debe además "proteger la libertad de los ciudadanos frente a los atropellos de otros", porque la ley y la seguridad jurídica debe ser igual para todos.

Todos estos acuerdos y consensos "básicos" deben ser establecidos en base a "pactos destinados a dar estabilidad" a los países y a "perdurar" a lo largo del tiempo", siempre respetando las reglas del juego democrático.

Estos acuerdos, agregó el presidente de la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), deben poseer "una fuerte carga simbólica" para que sean "difíciles" de doblegar en épocas convulsas.

En este mismo sentido, reiteró la importancia de disponer de un sistema de partidos políticos sólidos y estables, que defiendan "principios y valores claros" a través de liderazgos consistentes con programas que respondan a proyectos políticos serios.

Aznar clamó también por una independencia judicial para aumentar "la eficiencia en la justicia" porque, a su juicio, "no se puede ser juez y parte" en una democracia efectiva. Todos estos factores, son básicos para procesos limpios, transparentes y con garantías, siempre con respeto a la libertad de expresión.

El ex presidente de España hizo un breve repaso por sus dos legislaturas e indicó que un gobernante, que debe ser "honrado", no puedo aspirar, "ni siquiera puede proponérselo", a resolver todos los problemas en cuatro años.

Para Aznar, lo que debe hacer es cuestionarse: "¿El país que dejo es mejor, igual o peor al que recibí?", sostuvo entre fuertes aplausos de los centenares de asistentes.

El ex presidente español formuló esta pregunta antes de asegurar que la ciudadanía guatemalteca ha expresado "con claridad", en diferentes manifestaciones públicas, su postura de respeto a las instituciones y el fin de la corrupción.

Asimismo, recordó que las elecciones son de gran importancia para un estado de derecho y que los guatemaltecos lo saben bien, por lo que el pasado 6 de septiembre, en la primera vuelta electoral, decidieron ir a votar "más que nunca".

"Porque saben que es en las urnas donde se elige el futuro del país", manifestó, e incidió en la necesidad de que "nadie defraude estas esperanzas" de cambio de la población.

"Solo las elecciones y las instituciones nacidas de ellas reflejan las voluntades", apostilló, al tiempo que mostró su disposición para ayudar al país centroamericano para que tenga un "éxito grande" porque "en ningún sitio está escrito que los guatemaltecos no sean capaces de conseguirlo", zanjó.

"Persecución política" en Venezuela

Asimismo, Aznar dijo que la persecución política que la "dictadura venezolana" ejerce contra la oposición es "un atentado en contra del Estado de Derecho". El político español dijo que debía expresar su "preocupación" por la situación que está pasando un país miembro "de la familia Iberoamericana", que es Venezuela.

El país latinoamericano vive una crisis política por el encarcelamiento de varios líderes opositores, entre ellos Leopoldo López, condenado el pasado 10 de septiembre a casi catorce años de prisión al encontrarle culpable de participar e instigar las protestas de 2014 que dejaron 43 muertos y cientos de heridos.

A este propósito, Aznar aseguró que el Gobierno venezolano no puede ejercer esa persecución en contra de la oposición por razones políticas y avanzó que "aquellos que luchamos y defendemos los derechos humanos" no abandonarán esa causa y continuarán exigiendo la liberación de "todos los presos políticos".

Aznar también pidió a los organismos internacionales que velen por las elecciones del próximo mes de diciembre en Venezuela, para que cumplan con las "garantías".

Venezuela celebrará legislativas el 6 de diciembre próximo para renovar un parlamento que en la actualidad está dominado por el chavista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), con 98 de los 165 escaños, seguido por la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), que cuenta con 65 diputados.