Aviones de la coalición, redirigidos en Siria para evitar aeronaves rusas

El Pentágono reconoció que aviones de la coalición dirigida por Washington en contra del Estado Islámico debieron cambiar su rumbo para no chocar con aviones rusos, que han llegado a volar en ...
El anuncio se produce un día después de que un caza F18E Super Hornet estadunidense derribara un avión sirio SU-22.
Aviones de combate SU-25 rusos despegan de la base aérea siria de Hmeymim, a las afueras de Latakia, el pasado 3 de octubre. (EFE)

Washington

Aviones de la coalición liderada por Estados Unidos que lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico debieron ser redirigidos al menos una vez para evitar a aeronaves rusas sobre Siria, dijo hoy un portavoz del Pentágono.

"Tenemos una instancia, al menos, en la que hubo que tomar medidas para" modificar la ruta para "asegurarnos de que no se produjera una distancia insegura" entre los aparatos de la coalición y los rusos, dijo el capitán de la marina Jaeff Davis, un portavoz del Pentágono.

"Tuvieron que renunciar a atacar el blanco", indicó esta fuente. A falta de un mecanismo de intercambio de información con los rusos para evitar estos incidentes, la coalición ha puesto en marcha "sus propias reglas de seguridad aérea", precisó la fuente.

En el caso de los dos F-16, que habían despegado de la base aérea de Incirlik, en Turquía, la decisión de renunciar a la misión fue tomada "por los pilotos" en aplicación de esas reglas, precisó el responsable de defensa, que añadió que hasta ahora sólo se había desviado una misión de la coalición.

Los aviones rusos bombardean Siria desde hace una semana y el ministro de Defensa, Serguei Choigu, afirmó que por ahora estos ataques habían alcanzado 112 blancos. Los rusos emplearon hoy por primera vez misiles lanzados desde el mar Caspio para alcanzar territorio sirio.

La administración estadunidense afirmó por su parte que la congestión del cielo sirio no iba a ralentizar el ritmo de las operaciones contra el grupo EI. Desde el pasado 30 septiembre, en que empezaron los bombardeos rusos, la coalición ha ejecutado 43 ataques en el país, según un recuento de la AFP basado en los comunicados diarios de la coalición.

Ante las insistentes preguntas acerca de cuántas veces había redirigido exactamente la coalición los aviones, el portavoz no quiso responder. "Hemos redirigido el avión", pero "esto pasa miles de veces al día en el cielo estadunidense" en los aviones civiles, relativizó el portavoz.

En tanto, según un responsable estadunidense de Defensa, el incidente afectó a dos aviones F-16 de Estados Unidos que renunciaron a una misión de bombardeo en Siria para no acercarse demasiado a los aviones rusos. Fortalecido por el apoyo de los bombardeos rusos, el ejército sirio lanzó hoy una vasta ofensiva terrestre en el norte de la provincia de Hama, en el centro del país.

Drones y aviones

De otra parte, cazas rusos han volado en formación de ataque ante drones estadunidenses en Siria en al menos tres ocasiones, aseguraron hoy fuentes militares a la cadena Fox News.

Según indicaron las citadas fuentes a Fox News, los tres vuelos contra drones de Estados Unidos ocurrieron cerca del fortín del Estado Islámico de Al Raqa (Siria), en Kobane (frontera con Turquía) y en las proximidades de Alepo.

Los expertos militares estadunidenses consideran que Rusia no se aproximó por equivocación, ya que los drones "Predator" implicados son visibles ante radares y los cazas rusos adoptaron formaciones de ataque, aunque sin disparar.

Además, el capitán Jeff Davis, uno de los portavoces del Pentágono, aseguró hoy que un avión estadunidense tuvo que realizar una maniobra evasiva para evitar un encontronazo con un caza ruso.

Davis no especificó que tipo de aeronave fue la que tuvo que desviar su rumbo, pero estas informaciones confirman que Estados Unidos y Rusia están operando en zonas similares de Siria. El Pentágono ha iniciado conversaciones con el Ministerio de Defensa ruso para tomar medidas que eviten encontronazos o incidentes no deseados en Siria.

Rusia comenzó hace una semana una campaña de bombardeos aéreos en apoyo al régimen del presidente sirio, Bashar al Asad, algo que se da un año después de que Estados Unidos y sus aliados se embarcaran en una operación aérea para atacar objetivos del EI en Siria e Irak.

Washington ha criticado a Rusia, que también está utilizando misiles de crucero lanzados desde el Mar Caspio, por no tener como prioridad acabar con los yihadistas sunitas del EI e incluir en su definición de terroristas a la oposición moderada a Al Asad.

Por el momento, la única comunicación para evitar este tipo de incidentes en Siria se produjo la semana pasada, mientras que el Pentágono se ha mostrado abierto a nuevas conversaciones, que, por el momento, no tienen fecha.