Familiares del vuelo desaparecido exigen explicaciones a autoridades

Malaysia Airlines y los gobiernos de Malasia y China dicen que están haciendo todo lo posible por los familiares, aunque Pekín ha demandado a Kuala Lumpur que aumente sus esfuerzos.
Familiares de pasajeros del avión desaparecido, en un autobús en el Hotel Lido de Pekín
Familiares de pasajeros del avión desaparecido, en un autobús en el Hotel Lido de Pekín (AFP)

Malasia

Familiares de los pasajeros del avión de Malaysia Airlines desaparecido están aumentando la presión sobre los gobiernos chino y malasio para que les den respuestas sobre lo sucedido, amenazando con demandas judiciales y solicitando entrevistas con el presidente chino, Xi Jinping.

Rodeados por periodistas que han inundado el hotel de Pekín donde la aerolínea les ha pedido que se reúnan, los familiares están arremetiendo contra los medios, la aerolínea y su propio gobierno por ignorar su situación.

"Realmente quiero ver al presidente Xi. Desconozco qué podría ser más importante en este momento que las vidas de estas 200 personas", dijo una mujer joven que se identificó como Wen, el apellido de su familia, mientras trataba de contener las lágrimas.

"También quiero preguntarle a la señora Xi, si su marido, el presidente Xi, hubiera estado en ese avión, imagínese, si fuera usted ¿cómo se sentirían sus padres?", agregó.

"Mi marido estaba en el avión, todos los días mis hijos me preguntan por su padre, ¿qué se supone que tengo que hacer? (...) Estamos indefensos, necesitamos que nuestro Gobierno nos apoye", sostuvo.

El vuelo MH370 de Malaysia Airlines despegó de Kuala Lumpur a primera hora del sábado y desapareció de las pantallas de radar civil menos de una hora después de iniciar el viaje con destino a Pekín, un misterio que aún no se ha resuelto.

Otra persona, que no quiso identificarse, dijo que una demanda judicial era el único camino a seguir.

"Definitivamente los vamos a demandar. Está realmente mal. (No vamos a demandar a) Malaysia Airlines sino al Gobierno malasio", dijo a periodistas.

Un hombre de Pekín, que habló con periodistas tras una reunión entre las familias y diplomáticos malasios, dijo que era ridículo que los malasios parecieran no tener información ni de los datos más básicos.

"Las demandas exactas eran la posición exacta en la que desapareció el avión, la hora a la que desapareció y qué sucedió en el tiempo entre que se declaró la desaparición del avión y las 02:40", dijo, recordando una reunión el jueves con los diplomáticos, que se retiraron sin hablar con los periodistas.

Malaysia Airlines y los gobiernos de Malasia y China dicen que están haciendo todo lo posible por los familiares, aunque Pekín ha demandado a Kuala Lumpur que aumente de forma drástica sus esfuerzos.

Hugh Dunleavy, el director comercial de Malaysia Airlines, dijo a Reuters el miércoles que tenían un problema con algunas personas que acudían al hotel y reclamaban comida y habitaciones gratis cuando no tenían nada que ver con el vuelo.

"Estoy tratando de organizar todo con los familiares para decir: estudiemos esto en profundidad, porque se están quejando de que no los queremos ahí", dijo.

Feng Zhishan, de 50 años, dijo que su hijo Feng Dong, de 22 años, regresaba a China vía Kuala Lumpur procedente de Singapur, donde había estado trabajando en la construcción de una nueva línea de metro.

"Nuestra familia no tiene dinero", dijo Feng a Reuters. "Todos dijeron que puedes ganar más dinero en Singapur", contó.

Otro hombre, que se negó a dar su nombre, dijo que su primo viajaba en el vuelo, de regreso de un viaje de negocios a Australia.

"Es un tipo realmente sociable, adora viajar y los deportes. Sólo tenía 27 años y un hijo de seis meses", dijo, visiblemente emocionado.

"Han pasado más de 70 horas. A estas alturas las autoridades deberían habernos dado algún tipo de explicación", concluyó.