Accidente aéreo de candidato brasileño fue por falla humana

Un informe de la fuerza aérea filtrado a la prensa reveló que el piloto del avión, donde viajaba el candidato presidencial, Eduardo Campos, en agosto pasado, no estaba entrenado para volar.
Bomberos y autoridades brasileñas llegaron al lugar en el que se estrelló la aeronave en la que viajaba el candidato socialista a la presidencia de Brasil, Eduardo Campos, en la ciudad de Santos, en el estado brasileño de Sao Paulo.
Bomberos y autoridades brasileñas llegaron al lugar en el que se estrelló la aeronave en la que viajaba el candidato socialista a la presidencia de Brasil, Eduardo Campos, en la ciudad de Santos, en el estado brasileño de Sao Paulo. (EFE)

Sao Paulo, Brasil

El accidente aéreo en el que murió el candidato a la presidencia de Brasil Eduardo Campos en agosto fue producto de una serie de fallas del piloto, concluyó un informe de la fuerza aérea filtrado a la prensa, que no consiguió detectar desperfectos mecánicos.

El diario O Estado de Sao Paulo publicó este viernes extractos del reporte -que se hará público en febrero-, cinco meses después del accidente del 13 de agosto de 2014 en el balneario de Santos (sudeste), y en el que fallecieron sus siete tripulantes.

El socialista Campos (49 años) murió dos meses antes de las elecciones generales. Su fallecimiento dio origen a una cerrada disputa electoral, cuando su candidata a vicepresidente, Marina Silva, tomó el relevo. La ecologista llegó a ubicarse como líder en las encuestas, pero terminó siendo derrotada en el primer turno.

Dilma Rousseff (Partido de los Trabajadores, izquierda) fue reelecta en un apretado balotaje ante el socialdemócrata Aecio Neves.

Campos viajaba en un Cessna 560XL desde Rio de Janeiro para un acto político en Santos.

El capitán de la aeronave, Marcos Martins, no estaba entrenado para volar ese modelo de avión. No hay registro inclusive de que hubiera pasado por el simulador, según el informe citado por O Estado.

El día del accidente, Martins abortó el aterrizaje, que inició sin seguir la ruta trazada por las autoridades debido al mal tiempo y tuvo que retomar vuelo para un nuevo intento.

Al reiniciar el ascenso, el piloto entró en lo que se conoce como "desorientación espacial", es decir, desconocía la posición de la nave con referencia al suelo: si volaba para arriba, normal o para abajo.

De los destrozos hallados, la aeronáutica concluyó que Martins estaba desorientado ya que aceleró a potencia máxima en ángulo de 70 grados, pensando que el avión estaba en ascenso.

La caja negra no fue activada para ese vuelo.

Los investigadores no encontraron, por su parte, ninguna falla mecánica en el avión, las turbinas fueron examinadas con rigurosidad y estaban en buen estado.

El mal tiempo y las condiciones de la pista fueron "factores contribuyentes" a la tragedia, aunque según los investigadores, Martins pecó de exceso de confianza al no seguir la ruta estipulada en los manuales para el aterrizaje.

Además, el capitán había publicado días antes en las redes sociales que estaba "cansadísimo". Su copiloto, Gerardo Barbosa, había solicitado no volar con él.

Junto con Campos y los pilotos, fallecieron en el accidente dos asesores de campaña, un videasta y un fotógrafo.

Con una extensa trayectoria política como exgobernador de Pernambuco (noreste de Brasil), ministro y diputado, el candidato socialista a la presidencia proponía una tercera vía frente al PT y PSDB de Neves, que gobiernan el país desde hace dos décadas.