Indonesia amplía zona de búsqueda de avión de AirAsia

Las fuertes corrientes marinas forzaron a Indonesia a ampliar la zona de búsqueda del avión de AirAsia. Hasta el momento se han recuperado 39 cuerpos y cinco grandes partes de la aeronave.
Miembros de las Fuerzas Aéreas trasladan lo que se cree es el tobogán de emergencia del avión de AirAsia desaparecido
Miembros de las Fuerzas Aéreas trasladan lo que se cree es el tobogán de emergencia del avión de AirAsia desaparecido (EFE)

Pangkalan Bun, Indonesia

Los equipos de búsqueda de víctimas y restos del avión de AirAsia siniestrado frente a las costas indonesias hallaron este martes solamente dos nuevos cuerpos, ya que el mal tiempo continúa obstaculizando las tareas.

Los buzos pudieron bajar al fondo en el mar de Java, aprovechando una breve mejoría del tiempo, aunque les costaba acercarse a los restos del Airbus A320-200 que se estrelló el 28 de diciembre tras despegar de la ciudad indonesia de Surabaya con destino a Singapur, con 162 personas a bordo.

Hasta el momento, se recuperaron 39 cuerpos.

Los equipos de rescate hallaron hasta el momento cinco grandes partes del aparato y continúan buscando las cajas negras, cruciales para establecer las causas de la caída del avión que desapareció de las pantallas de los radares tras atravesar un frente nuboso.

La prioridad para los equipos de búsqueda es localizar los cadáveres de las víctimas, algunas de las cuales se encontraban atadas a sus asientos del avión con los cinturones de seguridad.

Un comandante de la marina indonesia, Yafan Sofyan, cuyo barco de guerra fue el primero en hallar restos del aparato siniestrado, explicó algunos de los objetos hallados.

"Encontramos mochilas, maletas, zapatos, una silla para bebé" dijo, y añadió que los equipos están determinados a proseguir sus esfuerzos para encontrar más víctimas, pese a las malas condiciones meteorológicas en esta temporada de lluvias.

Amplían zona de búsqueda

Las fuertes corrientes marinas forzaron a Indonesia a ampliar la zona de búsqueda del avión de AirAsia accidentado, mientras la malas condiciones climáticas y del mar empujan los restos y dificulta llegar a las supuestas piezas de fuselaje que están en el suelo marino.

"El tiempo es esencial", dijo el director de operaciones de la Agencia Nacional de Búsqueda y Rescate del país, Suryadi B. Supriyadi. "Pero parece que va a ser difícil vencer a la climatología".

La operación de búsqueda se ampliará unos 185 kilómetros cuadrados (70 millas cuadradas), dijo el jefe de la Agencia indonesia, Henry Bambang Soelistyo.

Docenas de aerolíneas nuevas han surgido en los últimos años en Indonesia para cubrir el auge de la demanda del sector, pero una serie de accidentes ha provocado dudas sobre la seguridad.

Expertos apuntan al poco mantenimiento, la flexibilidad de las normas y la escasez de pilotos profesionales capacitados como parte del problema. La infraestructura tampoco pudo mantener el ritmo de la explosión de la demanda.

El Ministerio de Transporte del país dijo que está tomando medidas enérgicas luego de que se descubriese que el vuelo 8501 no tenía permisos para volar entre Surabaya, en Indonesia, y Singapur el día del accidente. El martes se suspendió a dos funcionarios del departamento y a cinco trabajadores del principal aeropuerto de Surabaya por permitir el despegue. Otros siguen todavía bajo investigación.

Todos los vuelos de AirAsia que cubrían esa ruta han sido cancelados por el momento.