Avión británico libró en agosto un misil de las tropas de Egipto

El 23 de agosto los pilotos del avión, que partió del aeropuerto londinense de Stansted, vieron venir el misil y lo esquivaron por apenas 300 metros.

Londres, El Cairo

Un vuelo de la aerolínea británica Thomson Airways, con 189 pasajeros a bordo y destino al enclave turístico de Sharm el Sheij (península del Sinaí), eludió en agosto un misil supuestamente del ejército egipcio, informó el periódico Daily Mail.

De acuerdo con el diario inglés, el 23 de agosto los pilotos del avión, que partió del aeropuerto londinense de Stansted, vieron venir el misil y lo esquivaron por apenas 300 metros.

Esta información se dio a conocer después de que el sábado 31 de octubre un Airbus A-321 de la compañía rusa MetroJet cayera sobre la península del Sinaí, lo que generó la muerte de las 224 personas que iban a bordo, en lo que ahora se considera que pudo ser un atentado.

El ministerio británico de Transporte confirmó el “incidente” del misil y explicó que, tras ser investigado, se concluyó que no fue “un ataque dirigido”, sino un ejercicio “rutinario” del ejército egipcio, por lo que no hay riesgo para otros vuelos.

En tanto, la comisión que investiga el siniestro del avión ruso aseguró que no se puede adelantar una hipótesis sobre la causa del suceso, al tiempo que criticó no haber recibido información de inteligencia de otros países.

“No hemos llegado a ninguna conclusión”, subrayó el jefe del comité, Aiman al Muqadem, en una rueda de prensa en El Cairo, en medio de los crecientes temores de que la catástrofe aérea ocurrida hace una semana se debió a la explosión de una bomba.

Reino Unido y Estados Unidos apuntan de forma directa a la posibilidad de que hubiera una bomba en el avión, mientras que uno de los investigadores dijo a medios franceses que una explosión se oye claramente en las cajas negras.

Al respecto, Al Muqadem reconoció que en el último segundo de la grabación registrada en las cajas negras se escuchó “un sonido que requiere un análisis espectral (con un espectroscopio) para identificar su naturaleza”.

El Airbus A-321 se destruyó en el aire 23 minutos y 14 segundos después de despegar de la ciudad egipcia de Sharm al Sheij con destino a San Petersburgo; el grupo terrorista Wilayat Sina, la filial egipcia del Estado Islámico, reivindicó ese día el derribo.

El presidente ruso, Vladímir Putin, aceptó el viernes la recomendación del Servicio de Seguridad de suspender los vuelos a Egipto, no solo a Sharm al Sheij, y ordenó repatriar a los ciudadanos que se encuentran en el país.