Avión Solar Impulse 2 sobrevuela China y aterriza en Nankin

En la sexta etapa de su vuelta al mundo, la aeronave, propulsada únicamente con energía solar y pilotada por el suizo Bertrand Piccard, voló desde Chongqing a Nankin en 17 horas.
Bertrand Piccard, piloto del avión Solar Impulse II, saluda tras aterrizar en el Aeropuerto Internacional Lukou hoy, en Nankin, China
Bertrand Piccard, piloto del avión Solar Impulse II, saluda tras aterrizar en el Aeropuerto Internacional Lukou hoy, en Nankin, China (EFE)

Pekín

El avión Solar Impulse 2, propulsado únicamente con energía solar, sobrevoló hoy gran parte de China y cerró así la sexta etapa de su vuelta al mundo. El aparato monoplaza, pilotado en esta etapa por el suizo Bertrand Piccard, despegó del aeropuerto de Chongqing (suroeste) a las 06:08 hora local (22:08 hora GMT del lunes) rumbo a Nankin (este), a 1,200 kilómetros, donde se posó tras unas 17 horas de vuelo, a las 23:31 horas (15:31 hora GMT).

Las autoridades chinas cerraron momentáneamente el espacio aéreo del aeropuerto para que pudiera tomar tierra (una maniobra que, al requerir que planee tan bajo, dificultaría si no el despegue normal de otros aparatos), por lo que el avión solar pasó hora y media sobrevolando la zona hasta poder tocar tierra en Nankin, capital de la provincia de Jiangsu, a 300 kilómetros de Shanghái.

El vuelo, de algo más de 17 horas, fue la sexta etapa de las doce con las que quiere circunnavegar el globo el equipo del Solar Impulse 2, que aterrizó hoy una vez más iluminándose con su instalación de 16 juegos de focos de diodos LED, de apenas dos kilos de peso en total.

Aunque la aeronave debía hacer inicialmente una breve escala en la megalópolis de Chongqing, finalmente permaneció allí tres semanas a causa de las malas condiciones meteorológicas. Chongqing se encuentra en el curso medio del río Yangtsé, en cuyo delta se encuentra Nankín, y allí Piccard y el resto de pilotos y ayudantes aprovecharon para participar en conferencias y actos de concienciación sobre el uso de energías renovables, pero también para hacer turismo.

Uno de los dos pilotos del avión solar, André Borschberg, tuvo que regresar "algunos días" a Suiza para someterse a un control médico a causa de unas migrañas. Un portavoz de Solar Impulse dijo hoy a la AFP que Borschberg retornaría a China el viernes.

El SI2, que salió de Abu Dabi el 9 de marzo, pretende recorrer en total 35 mil kilómetros únicamente con energía solar. Esta vuelta al mundo llevará cinco meses, de los que 25 días son de vuelo efectivo, antes de regresar al lugar de salida a finales de junio o principios de julio.

Prevista en doce etapas, la vuelta al mundo es el broche de doce años de la investigación realizada por Borschberg y Piccard. La aeronave, que se alimenta con más de 17 mil placas solares, partió de Abu Dabi (Emiratos Árabes Unidos) el pasado 9 de marzo con la misión de completar la vuelta al mundo, que ya ha incluido hasta el momento escalas en Mascate (Omán), Ahmedabad y Benarés (India), Mandalay (Birmania) y Chongqing.

Tras Nankín, el avión, de 72 metros de envergadura, tiene previsto cruzar el Océano Pacífico, con una parada en Hawai, y hacer luego varias escalas en Estados Unidos y Europa (tal vez también el norte de África) antes de regresar a la capital de Emiratos Árabes.

Será un periplo de 35 mil kilómetros, que se espera completar en cinco meses, en los que los promotores quieren demostrar que es posible volar con energía no contaminante a largas distancias y tanto de día como de noche, ya que las placas del aparato pueden acumular la energía necesaria para ello durante horas.