Avión de Putin era el objetivo del misil, dicen medios rusos

Ya se han hallado más de cien cuerpos en el lugar donde se estrelló la aeronave de Malaysia Airlines, cuya tripulación no informó de problema alguno durante el vuelo, Eurocontrol confirma el ...
Familiares de pasajeros del vuelo de Malaysia Airlines flight MH17 que se estrelló en Ucrania, en el aeropuerto de Kuala Lumpur
Familiares de pasajeros del vuelo de Malaysia Airlines flight MH17 que se estrelló en Ucrania, en el aeropuerto de Kuala Lumpur (AFP)

Moscú, Kiev

Una fuente de la aviación Rusia indicó que el Boeing 777 de Malaysian Airlines que se estrelló en el este de Ucrania con 295 personas a bordo fue derribado por un misil que tenía por objetivo el avión del presidente ruso Vladímir Putin, reportaron medios rusos.

Mientras, el espacio aéreo del este de Ucrania ha sido cerrado, confirmó Eurocontrol.

La fuente, que pidió el anonimato, dijo a la agencia Interfax que existe la probabilidad de que el blanco del misil que fuie lanzado desde tierra o desde un caza puede haber sido el avión presidencial ruso.

"Puedo decir que el avión presidencial y el Boeing de Malaysian Airlines se cruzaron en el mismo punto y en el mismo corredor. Esto sucedió cerca de Varsovia en el nivel de vuelo 330a a una altitud de 10,100 metros. El avión presidencial estaba allí a las 16:21 hora local (12:21 hora gmt) y el avión de Malaysia Airlines a las 15:44 (11:44 hora gmt)", precisó la fuente.

"El contorno de ambas aeronaves se parece, las dimensiones lineales también son muy similares y en cuanto al color del avión, a una distancia lo suficientemente grande, también es casi idéntica", agregó la fuente. Tanto el Canal 1 como la televisión RT rusa se hicieron eco de esta información.

La tripulación del avión no había informado de problema alguno durante el vuelo, dijo el jefe de la agencia de control del tráfico aéreo de Ucrania. "El vuelo sobre el espacio aéreo de Ucrania se llevaba a cabo sin ningún problema", dijo a los periodistas el jefe interino de los servicios de control aéreo de Ucrania, Dmytro Babeychuk.

Más de cien cuerpos de los 295 pasajeros que volaban en el avión malasio han sido encontrados ya en el lugar del siniestro, según una fuente del Ministerio de Situaciones de Emergencia. "Por ahora no podemos decir el numero exacto de muertos, ni siquiera aproximados, porque hay restos diseminados en una amplia zona entre los árboles", dijo la fuente a la agencia rusa RIA Nóvosti en el lugar del siniestro.

Los trabajadores del Ministerio están buscando los cuerpos de los pasajeros y marcando los lugares ante la llegada, mañana a primera hora de expertos forenses desde la ciudad de Donetsk. Efectivos de los insurgentes prorrusos del batallón "Vostok" (Este) están custodiando el lugar del accidente del avión, y aunque no impiden los trabajos de los socorristas y de los periodistas sí alejan de la zona a los habitantes locales que intentan acercarse.

 Según la agencia rusa Interfax, los rebeldes ucranianos han encontrado la caja negra del avión de pasajeros siniestrado. El avión de línea malasio, con 295 personas a bordo, se estrelló hoy en una zona de Ucrania controlada por separatistas prorrusos, y las dos partes en conflicto se acusaron de haberlo derribado.

El aparato, un Boeing 777 de Malaysia Airlines que efectuaba el enlace Amsterdam-Kuala Lumpur, desapareció de los radares a eso de las 16:20 hora local (13:20 hora GMT), cuando volaba a diez mil metros de altitud, y se estrelló cerca de la aldea de Grabove, en la región de Donetsk, indicó la administración regional. Periodistas de la AFP que llegaron al lugar comprobaron la magnitud del desastre.

Cadáveres mutilados, maletas y pedazos del fuselaje destrozado estaban desperdigados en una vasta zona, sin que se hallaran indicios de que pudo haber algún sobreviviente. Soldados de las fuerzas rebeldes prorrusas y bomberos estaban presentes. El presidente ucraniano, Petro Poroshenko, atribuyó la tragedia a un atentado "terrorista", un término que las actividades de Kiev emplean para referirse a los separatistas.

"Poroshenko sobre el avión derribado: este incidente no es una catástrofe. Es un acto terrorista", escribió en su cuenta Twitter oficial Svyatoslav Tsegolko, portavoz del mandatario. Poroshenko aseguró además que las fuerzas armadas ucranianas no habían realizado "disparos que hubiesen podido alcanzar objetivos en el aire".

Los rebeldes prorrusos, en cambio, afirmaron en su página internet que el Boeing había sido "atacado por un caza ucraniano" y que se trataba de "una provocación deliberada". Kiev acusó esta semana directamente a Rusia de haber derribado el lunes un avión detransporte militar ucraniano An-26 y el miércoles un avión de combate Sukhoi Su-25, aunque Moscú rechazó formalmente cualquier responsabilidad en esos hechos.

Malasia abrió una investigación para tratar de aclarar lo ocurrido. Esta es la segunda catástrofe que golpea a Malaysia Airlines en pocos meses, después de la misteriosa desaparición en marzo del vuelo MH370 Kuala Lumpur-Pekín con 239 a bordo, del que no se carecen de noticias hasta ahora. El primer ministro de Holanda, Mark Rutte, se dijo "profundamente conmocionado" por la tragedia en Ucrania y agregó que "las circunstancias del accidente no son claras".

El gobierno francés pidió a las aerolíneas evitar el espacio aéreo ucraniano y la compañía alemana Lufthansa anunció que sus aviones evitarán de sobrevolar la zona. La noticia del desastre procó una baja en la Bolsa de Wall Street, ante el temor de los inversores de una escalada de tensiones en la zona. El presidente ruso Vladimir Putin y su par estadunidense Barack Obama hablaron hoy sobre el asunto, indicó el Kremlin.

"El líder ruso comunicó al presidente de Estados Unidos un informe de los controladores aéreos que llegó justo antes de su conversación telefónica indicando que un avión malasio se había estrellado en Ucrania", dijo el Kremlin en un comunicado.

Obama calificó de "terrible tragedia" la caída del avión malasio y dijo que su gobierno intenta determinar si había estadunidenses entre ellas. "El mundo observa los informes de un avión de pasajeros caído cerca de la frontera entre Rusia y Ucrania. Y al parecer fue una terrible tragedia", dijo Obama. Obama dijo que su primera prioridad era determinar si había estadunidenses a bordo del avión siniestrado.

"He ordenado a mi equipo de seguridad que permanezca en estrecho contacto con el gobierno ucraniano", dijo Obama. "Estados Unidos ofrecerá toda la asistencia que pueda para ayudar a determinar qué ocurrió y porqué", agregó. "Y como país, nuestros pensamientos y oraciones están con todas las familias de los pasajeros", afirmó.

En tanto, el vicepresidente Joe Biden llamó al mandatario ucraniano Petro Poroshenko para transmitirle que Estados Unidos estaba listo para ayudar en la investigación de la caída del avión.