Avanzan hacia el oeste de Irak combatientes del EI

Los yihadistas del Estado Islámico tiene el control de las zonas que se encuentran en la dirección de la frontera con Siria.

Bagdad

Combatientes del Estado Islámico (EI) han llevado a cabo dos ataques suicidas, por separado, contra unidades del ejército, que se encontraban en los controles de seguridad de la entrada principal a la ciudad de Haditha, en el oeste de Irak.

Haditha, en la provincia occidental iraquí de Anbar, se encuentra actualmente en su mayoría bajo el control del gobierno, con apoyo de las tropas y miembros de las tribus principales que protegen alrededor del 70 por ciento de la ciudad.

Sin embargo, los yihadistas del Estado Islámico tiene el control de las zonas que se encuentran en la dirección de la frontera con Siria.

Los ataques del sábado dejaron al menos 12 personas muertas, entre ellas nueve elementos de seguridad y tres civiles, y otras 17 resultaron heridas, informaron fuentes médicas a la cadena qatarí de noticias Al Yazira.

Los combatientes del EI también derribaron un helicóptero militar iraquí, levantando nuevas preocupaciones sobre la capacidad del grupo para atacar aviones en medio de continuos ataques aéreos de la coalición encabezada por Estados Unidos.

El ataque ocurrió en la ciudad santa chiita de Samarra, a unos 95 kilómetros al norte de Bagdad, reportó el canal árabe de noticias Al Arabiya.

Los yihadistas tomaron el control de un área de la provincia de Anbar la noche del viernes, a a unos 12 kilómetros al oeste de Ramadi.

Las embestidas recientes del grupo, también conocido como Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL), se producen cuando millones de peregrinos chiítas han arribado a la ciudad de Karbala, para la ceremonia anual de Arbaeen.

Funcionarios indicaron que podría tratarse de la congregación más grande en la historia con cientos de miles de personas uniéndose desde Irán.

Fotografías aéreas muestran los caminos hacia Karbala repletos de peregrinos vestidos de negro extendiéndose hasta el horizonte. Existe preocupación por saber si la ciudad logrará alojarlos a todos, reportó la cadena británica de noticias, BBC.

Un gran operativo de seguridad se lleva a cabo para prevenir ataques de militantes del grupo extremista Estado Islámico, que ve a los chiítas como herejes.

Arbaeen conmemora la muerte del Imam Hussain en el siglo VII en la Batalla de Karbala, un evento crucial para el cisma entre musulmanes chiítas y sunitas.