Autoridades de Texas buscan inmigrantes abandonados tras cruzar frontera

La operación se centra en el condado de Brooks, a unos 96 kilómetros al norte de la ciudad fronteriza de McAllen y en el que desde 2011 se han hallado 332 restos humanos.
Una mujer y su hijo son deportados de Estados Unidos
Una mujer y su hijo son deportados de Estados Unidos (EFE)

Austin

Las autoridades texanas iniciaron hoy una operación de búsqueda de inmigrantes indocumentados que son abandonados por los traficantes después de cruzar la frontera entre México y EU, por lo que muchos mueren en el intento de alcanzar los núcleos poblados del interior de Texas. La Guardia del Estado de Texas y el Departamento de Seguridad Pública de Texas anunciaron el envío de entre 20 y 25 expertos para apoyar la búsqueda.

El Departamento de Seguridad Pública informó de que la operación se centra en el condado de Brooks, situado a unas 60 millas (96 kilómetros) al norte de la ciudad fronteriza de McAllen y en el que desde 2011 las autoridades ya han encontrado 332 restos humanos. El sheriff de Brooks, Rey Rodríguez, agradeció la ayuda brindada por estos organismos y señaló: "Todas estas víctimas, independientemente de cómo y por qué sus vidas terminaron en nuestra comunidad, merecen ser encontradas y, si es posible, entregadas a sus familias".

Por su parte, el director del Departamento de Seguridad Pública de Texas, Steven McCraw, lamentó que "los cárteles mexicanos usan el condado de Brooks como ruta para el tráfico de drogas y de personas desde hace demasiado tiempo". Las fuerzas de seguridad y los propietarios están "abrumados" por el fenómeno, admitió Rodríguez. Por ese motivo patrullas de la Patrulla Fronteriza brindarán seguridad a los equipos de búsqueda.