Austria sabrá hoy si su nuevo presidente será un ultra o un ecologista

Los austríacos conocerán hoy, tras el recuento del voto por correo, si su nuevo jefe de Estado es el ultranacionalista Norbert Hofer o el ecologista de izquierdas Alexander Van der Bellen.
El candidato presidencial Alexander Van der Bellen (C), apoyado por el Partido Verde, en el Palacio Auersperg después de las elecciones presidenciales austriacas.
El candidato presidencial Alexander Van der Bellen (C), apoyado por el Partido Verde, en el Palacio Auersperg después de las elecciones presidenciales austriacas. (EFE)

Viena

Los austríacos conocerán hoy, tras el recuento del voto por correo, si su nuevo jefe de Estado es el ultranacionalista Norbert Hofer o el ecologista de izquierdas Alexander Van der Bellen, que en las elecciones presidenciales del domingo quedaron en empate técnico.

Si bien Hofer ganó el voto en urna ayer con el 51,9 % del apoyo popular, solo 144.000 votos lo separan de Van der Bellen, por lo que el escrutinio de las casi 900.000 papeletas enviadas por correo pueden aún cambiar el resultado.

En la primera ronda, el pasado 24 de abril, Hofer quedó en primer lugar con un 35,1 %, seguido de Van der Bellen con el 21,3 %, mientras que los dos candidatos de los partidos tradicionales en el gobierno, el Socialdemócrata (SPÖ) y el Popular (ÖVP), quedaron fuera de carrera con apenas el 11 % cada uno.

La segunda vuelta, la primera en la historia de Austria de la que han quedado excluidas esas dos formaciones que gobiernan en coalición, estuvo marcada por una fuerte polarización de la sociedad, acentuada por la crisis de refugiados.

Y ello a pesar de que en la república alpina el presidente tiene limitadas competencias y su función es sobre todo representativa.

Si gana, Hofer, candidato del ultranacionalista Partido Liberal (FPÖ) de Heinz Christian Strache, sería el primer jefe de Estado de la derecha radical en un país de la Unión Europea (UE).

Su campaña electoral ha girado alrededor del eslogan "los austríacos primero", centrándose en defender los valores del país alpino frente a lo que asegura son las imposiciones de la UE, la amenaza de los inmigrantes y el peligro que supone el islam.

Pero también el triunfo de un ecologista en el más alto cargo del Estado sería una novedad, aún si Van der Bellen, europeísta convencido y antiguo líder de los "Verdes", se ha presentado como candidato independiente.

La participación en las urnas subió el domingo hasta el 71,9 %, frente al 68,5 % en la primera vuelta.