Australia desplegará fuerzas especiales en Irak

El gobierno australiano autorizó hoy el despliegue de fuerzas especiales y los ataques aéreos contra el Estado Islámico, por pedido del gobierno iraquí.
Un técnico australiano espera para guiar a un avión caza F/A-18F Super Hornet (d) australiano a su llegada  a una base en Oriente Medio
Un técnico australiano espera para guiar a un avión caza F/A-18F Super Hornet (d) australiano a su llegada a una base en Oriente Medio (AFP)

Sydney

El gobierno australiano autorizó este viernes el despliegue de fuerzas especiales y la realización de ataques aéreos contra la organización Estado Islámico en Irak, anunció el primer ministro Tony Abbott. "En el día de hoy, el gabinete ha autorizado ataques aéreos de Australia en Irak por pedido del gobierno iraquí", dijo Abbott.

Igualmente, el gabinete "ha autorizado el despliegue de fuerzas especiales australianas en Irak para asesorar y ayudar a las fuerzas iraquíes". Unos 200 soldados de la isla-continente, entre ellos miembros de las fuerzas especiales, llegaron a mitad de septiembre a Emiratos Árabes Unidos, que está sirviendo de plataforma para las operaciones militares en la región contra el grupo extremista.

Australia tiene previsto desplegar en total 600 militares dentro de la coalición liderada por Estados Unidos. Para los ataques aéreos se ha autorizado la participación de hasta ocho aviones Super Hornet, y seis de ellos ya están en los Emiratos Árabes Unidos, precisó el jefe del ejército australiano, Mark Binskin.

Abbott añadió que Australia tiene el "interés nacional" de participar en la coalición para "quebrar y debilitar" al Estado Islámico "en casa y en el extranjero". El primer ministro no dijo si su país se plantea participar también en los ataques en Siria contra los yihadistas. Igualmente se negó a precisar cuánto tiempo podría estar implicado su país en las operaciones en Irak.

El EI, fogueado primero en la guerra civil siria en curso desde 2011, lanzó a comienzos de junio una campaña que le permitió hacerse con numerosos territorios en Irak. A fines de ese mes proclamó un califato en los territorios bajo su control en ambos países.