Sube a siete cifra de muertos por derrumbe en Nueva York

Maquinaria pesada, como excavadoras y un bulldozer llegaron para despejar la montaña de escombros donde antes se levantaban dos edificios de cinco niveles en el vecindario de East Harlem.
Esta mañana continúan las labores de rescate de víctimas y remoción de escombros.
Esta mañana continúan las labores de rescate de víctimas y remoción de escombros. (AFP)

Nueva York

El número de muertos por la explosión y derrumbe de dos edificios en Nueva York subió este jueves a siete, tras el hallazgo de otro cuerpo entre los escombros, donde los socorristas continúan las tareas de búsqueda.

La policía de Nueva York indicó por la mañana que el nuevo saldo de la tragedia producida por un escape de gas en el Spanish Harlem, un histórico barrio de Manhattan de mayoría latina, es de "4 mujeres y 3 hombres muertos y 68 heridos".

Todavía hay un número no determinado de personas desaparecidas, agregó la policía. El miércoles por la noche, la alcaldía había hablado de 3 muertos y 9 desaparecidos. Desde entonces se hallaron cuatro cuerpos más.

Este jueves, unos 100 bomberos se encuentran aún en la intersección de la avenida Park y la calle 116, en el East Harlem, así como efectivos policiales y equipos de emergencias.

Con maquinaria pesada, como excavadoras y un bulldozer, levantan los escombros donde antes se levantaban dos edificios de cinco niveles en el vecindario de East Harlem.

Se colocaron reflectores en el lugar y se maniobraba con una cámara de termo-detección a fin de identificar los lugares donde podría haber víctimas o bolsones de fuego.

La explosión ocurrió a las 9:30 de la mañana del miércoles, en la avenida Park y la calle 116, no muy lejos de la esquina nororiental del Central Park, unos 15 minutos después que un residente informara de un olor a gas, dijeron las autoridades.

Un inquilino dijo que los residentes se habían quejado repetidamente de un "insoportable" olor a gas en las últimas semanas.

La empresa Con Edison dijo que envió de inmediato un equipo de trabajadores a verificar el reporte, pero que cuando llegaron era demasiado tarde.

La explosión destrozó los vidrios de las ventanas a una cuadra a la redonda, arrojó escombros en las vías del tren suburbano, envió densas columnas de humo al cielo e hizo que la gente saliera corriendo a las calles.

"Se sintió como si un terremoto hubiera sacudido todo mi edificio", dijo Waldemar Infante, un portero de un edificio cercano que estaba trabajando en el sótano cuando ocurrió la explosión.

"Había pedazos de vidrio por todas partes en el suelo y todas las tiendas tenían sus ventanas rotas", agregó.

Emanuel Rivera, de 23 años, vive en la esquina de la calle 116 y Park Avenue, al otro lado de la calle donde ocurrió la explosión. Dormía en casa con su esposa Rehanna y sus dos niños cuando tuvo lugar.

"Se escuchó una gran explosión. Todo el inmueble se sacudió. Vimos hacia el exterior y había gran cantidad de humo. Todo estaba en llamas", afirmó.

Al igual que otros vecinos, Rivera dijo que desde el martes en la noche percibían un olor a gas.

"Olía a gas desde ayer en la noche", agregó.

La última vez que la manzana fue revisada fue el 28 de febrero, como parte de una revisión de rutina, y no se detectaron problemas, dijo Foppiano.

Los dos inmuebles destruidos, los números 1644 y 1646 de la avenida Park, eran edificios de apartamentos de ladrillo de cinco niveles. Uno tenía una tienda de pianos en el primer piso, el otro una iglesia.

Registros de la ciudad muestran que el edificio donde Borrero vivía estaba a nombre de Kaoru Muramatsu, propietario de la tienda de pianos. The Associated Press realizó llamadas a un número telefónico que estaba a nombre de Muramatsu, pero no hubo respuesta.

Los registros de construcción de los edificios no muestran ninguna obra en marcha en ninguna de las dos direcciones, pero el edificio con la iglesia había obtenido permisos e instaló 36,6 metros de tubería de gas nueva en junio pasado.

Con Ed informó que aún falta por ver si la fuga fue en la tubería principal de la compañía o en una instalación hecha por terceros en la tubería interior. La línea de gas central que abastece al área fue hecha de plástico y hierro fundido, y el hierro data de 1887, de acuerdo con Foppiano.

"El tiempo no es por sí mismo un problema con el hierro fundido", indicó al señalar que Con Edison tiene un programa de reemplazo de hierro fundido y la compañía no tenía programado retirar la tubería en el próximo trimestre.

Un equipo de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte llegó al lugar para investigar. La agencia investiga los accidentes de tuberías, además de los desastres de transporte.