Aumenta a 205 la cifra de muertos en accidente de mina en Turquía

El ministro de Energía, Taner Yildiz, no quiso adelantar cuántas personas permanecen atrapadas en la mina y prometió actualizar la cifra de víctimas conforme se recuperen los cadáveres.
Algunos trabajadores de la mina señalaron que aún podía haber entre 300 y 400 personas atrapadas.
Algunos trabajadores de la mina señalaron que aún podía haber entre 300 y 400 personas atrapadas. (EFE)

Ankara

Se eleva a 205 el número de muertos por el accidente el martes en una mina de carbón en Turquía, pero aún podría incrementarse, afirmó hoy el ministro de Energía, Taner Yildiz, mientras el Gobierno decretó tres días de luto nacional.

El ministro no quiso adelantar cuántas personas permanecen atrapadas en la mina y prometió actualizar la cifra de víctimas conforme se recuperen los cadáveres.

"No quiero dar una cifra muy alta o muy baja y dar ideas equivocadas, aunque tengamos una estimación, según los datos proporcionados por la empresa minera privada" dueña de la explotación, dijo Yildiz.

El ministro señaló anoche que en el momento del accidente 787 obreros estaban en la mina, de los que 363 se habían puesto a salvo y unos 80 estaban heridos, lo que hace temer que el número de víctimas supere ampliamente los 300.

Hoy precisó que 57 personas están siendo tratadas en los hospitales.

Algunos trabajadores de la mina, por su parte, han señalado a los medios locales que aún podía haber entre 300 y 400 personas en la mina y que era poco probable encontrarlas con vida.

En todo caso, se teme que aumente el número de muertos y que este siniestro sea el mayor de su tipo de la historia de Turquía, admitió el ministro.

Yildiz detalló que no se había detectado gas grisú en la mina y que la causa de la muerte era la inhalación de monóxido de carbono tras un explosión causada en un transformador eléctrico.

Aún no se ha logrado extinguir el incendio, precisó.

Horas después de anunciarse que un minero había sido rescatado con vida, lo que aumentó las esperanzas de encontrar a más supervivientes, se aclaró que el rescatado, que acabó falleciendo, era un miembro de los equipos de rescate.

El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, difundió un comunicado en el que decretó tres días de luto oficial, contados desde ayer, y la bajada de las banderas a media asta en instituciones turcas de todo el mundo.

También se anularán las celebraciones previstas para el lunes 19 de mayo, festivo nacional en Turquía, y sólo se mantendrán actos institucionales.