Atentados suicidas contra ejército sirio dejan 30 muertos

Cuatro miembros del Frente al Nusra, filial de Al Qaeda en Siria, hicieron explotar sendos coches bombas junto a puestos de control militares, mientras un vehículo cargado de explosivos estalló ...
Una foto tomada con un smartphone nos muestra a los equipos de emergencia extinguiendo el fuego tras estallar un coche bomba en Homs
Una foto tomada con un smartphone nos muestra a los equipos de emergencia extinguiendo el fuego tras estallar un coche bomba en Homs (AFP)

El Cairo

Al menos treinta personas murieron o resultaron heridas en cuatro atentados suicidas contra puestos de control del ejército sirio en la provincia septentrional de Idleb, informó hoy el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

El director de ese grupo de defensa de los derechos humanos, Rami Abdurrahman, dijo a Efe por teléfono que cuatro miembros del Frente al Nusra, filial de la red terrorista Al Qaeda en Siria, murieron al hacer explotar sendos coches bombas junto a puestos de control militares en la zona de Yabal al Arbain, próxima a la ciudad de Ariha, en Idleb.

Los atentados, que causaron víctimas entre soldados y milicianos progubernamentales, fueron seguidos de duros combates con los yihadistas. Según el Observatorio, la aviación siria realizó bombardeos en la zona y causó la muerte de al menos dos rebeldes y heridas a más de quince.

Por su parte, la agencia oficial de noticias siria, Sana, que citó a un responsable militar, informó en una nota de que las tropas "repelieron los intentos de los grupos armados terroristas de atacar varios puestos de control en Yabal al Arbain, donde abatieron y causaron heridas a varios extremistas".

En otro suceso, el Observatorio señaló que al menos doce personas murieron y más de cuarenta sufrieron heridas por el estallido de un vehículo cargado de explosivos en una zona de mayoría chiita en la ciudad de Homs, en el centro de Siria. El atentado se produjo en la circunvalación de la avenida Al Setin, entre los barrios Al Mohayerin y Al Zahra.

Otra fuerte detonación se escuchó en el área de Yesr al Masfa, también en Homs, pero se desconocen hasta ahora más detalles, mientras que otra explosión se registró contra un puesto de las fuerzas leales a Damasco en esa misma ciudad.

Mientras, el jefe del grupo chiita libanés Hezbolá, Hasan Nasralá, declaró hoy que "el eje de la resistencia" antiisraelí y el régimen sirio de Bashar al Asad triunfarán en el conflicto sirio. A menos de diez días de la celebración de elecciones presidenciales en Siria, en las que todo indica que Asad saldrá vencedor, Nasralá dijo también que las "intimidaciones y burlas" del extranjero no impedirán estos comicios.

"Siria triunfará y el eje de la resistencia triunfará", afirmó el jefe del Hezbolá en un discurso televisivo en ocasión del décimo cuarto aniversario del retiro de Israel del sur de Líbano. El movimiento chiita libanés Hezbolá ha enviado a miles de combatientes a Siria para apoyar a las fuerzas del presidente Bashar al Asad contra los rebeldes, argumentando que defienden el "eje de la resistencia" contra Israel y Occidente.

Nasralá acusó también a Occidente de "intentar dividir a Siria en emiratos islámicos". "Hemos defendido a Siria y continuamos haciéndolo porque está en el corazón del mundo árabe", dijo Nasralá, que añadió que Siria "es el único Estado que defiende los intereses de los países árabes frente a Israel".

Los combatientes de Hezbolá luchan en Siria junto a las tropas del presidente Bashar el Asad, lo que ha permitido al régimen recuperar varias regiones que estaban en manos de los rebeldes. "Los occidentales apoyan a los grupos takfiristas (fundamentalistas islámicos) y los envían a Siria para destruirla, al igual que apoyan a los movimientos de la resistencia, en especial en el Líbano, porque representan una amenaza para Israel", agregó.

Sobre las próximas elecciones presidenciales en Siria, previstas para el próximo 3 de junio, Nasralá subrayó que "el principal reto es dejar al pueblo sirio que vaya a votar y exprese su punto de vista a pesar de que los grupos extremistas traten de impedirlo". Por otra parte, Nasralá atribuyó el fracaso del Parlamento libanés para elegir a un sucesor al presidente Michel Suleiman al hecho de que sus rivales traten de prolongar su mandato, que finalizó la pasada medianoche.

"Deseamos solucionar ese problema con calma y en un espíritu de diálogo. Aún queda una oportunidad para elegir un presidente fuerte, que goce de apoyo popular y que sea capaz de preservar la estabilidad del país", señaló.