Atentado en un bazar en Afganistán deja al menos 19 muertos

Un suicida detonó las bombas que portaba en el mercado central del distrito de Almar, de la provincia de Faryab.
Un hombre recibe asistencia médica en un hospital tras resultar herido en el atentado en el mercado en Faryab
Un hombre recibe asistencia médica en un hospital tras resultar herido en el atentado en el mercado en Faryab (EFE)

Kabul, Mazar-i-Sharif

Al menos 19 personas murieron hoy en un atentado suicida en un mercado de la provincia de Faryab, en el norte de Afganistán, donde abundan los enfrentamientos entre los talibanes y las fuerzas de seguridad, indicó la policía.

El atentado se produjo en el distrito de Almar de la provincia de Faryab, cerca de la frontera con Turkmenistán y es una muestra más del alto precio que pagan los civiles en esta guerra iniciada hace más de trece años.

Por el momento nadie ha reivindicado el ataque, pero la forma de operar recuerda a la empleada por los talibanes. Un kamikaze se hizo estallar en el mercado principal del distrito, dejando 19 muertos, según Subhan Quli Ebrahimi, jefe de policía de la provincia de Faryab. La misión de la ONU en Afganistán confirmó estos datos.

Previamente, las autoridades locales habían anunciado que había quince muertos. Entre los muertos figuran "mujeres, niños y al menos un soldado afgano", precisó Abdul Sattar Barez, gobernador de la provincia.

"Habíamos recibido información de que un kamikaze entró en el mercado de Almar y enviamos fuerzas policiales en busca de él. Lo estábamos haciendo cuando se hizo estallar", declaró a una fuente policial. Los talibanes han intensificado últimamente los ataques contra blancos gubernamentales y extranjeros, pese a los esfuerzos por entablar negociaciones de paz.

En las últimas semanas se han sucedido los enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y los talibanes en seis de los 13 distritos de la provincia de Faryab, donde los insurgentes controlan algunas áreas y el Ejército ha lanzado una operación contra ellos. "El ataque es una respuesta a la operación militar que tiene como objetivo aliviar la presión a las tropas talibanas en el frente de batalla", afirmó el portavoz de la Policía provincial Sayd Masood Yaqubi.

Por primera vez en catorce años de insurrección, una delegación de talibanes se reunió oficialmente este mes en Pakistán con responsables del gobierno de Kabul, bajo supervisión de Estados Unidos y China. Esta toma de contacto facilitada por Pakistán tiene como objetivo la apertura de negociaciones de paz para estabilizar Afganistán.

Desde el final de la misión de combate de la OTAN en diciembre pasado, 12,500 soldados extranjeros están desplegados en Afganistán para una misión de formación y asesoramiento de las fuerzas afganas.