Atentado en Yemen deja 25 muertos, entre ellos 15 colegialas

El ataque con coche bomba estaba dirigido contra un dirigente de la milicia chiita Ansarualá, afectando al autobús escolar donde viajaban las niñas.

Saná

Al menos 25 personas, entre ellas quince colegialas, murieron hoy en un atentado con coche bomba contra un dirigente de la milicia chiita Ansarualá en el centro de Yemen, afirmaron fuentes de seguridad y médicas.

Las niñas murieron al estallar su autobús escolar, como consecuencia del ataque contra el domicilio del líder de la milicia chiita "huthi" en la localidad de Rada, Abdalá Idris, afirmó a la AFP una fuente de las fuerzas de seguridad.

"El atentado dejó por lo menos 25 muertos, incluyendo a las quince niñas", declaró esta fuente, afirmando que el ataque llevaba "la marca de Al Qaeda". El ministerio de Defensa confirmó en su sitio web el balance, que calificó de "cobarde ataque terrorista contra la casa de un ciudadano y un autobús escolar".

Del ataque "ha resultado la muerte de quince colegialas y de diez ciudadanos", declaró una fuente militar, citada en el sitio web del ministerio, que acusó de ello a "terroristas de la red Al Qaeda". Las milicias chiitas y Al Qaeda intentan desde hace meses tomar el control de Rada, en la provincia de Al Baida.

Los atentados se han multiplicado dede que los milicianos chiitas reforzaron en otoño su presencia en Rada, como parte de su ofensiva fulgurante que iniciaron en su feudo del norte del país y desde allí tomar la capital Saná en septiembre y luego zonas del centro y el oeste de Yemen. En su avance se han visto confrontados a la hostilidad de las tribus sunitas y de Al Qaeda, que ha prometido una guerra sin piedad contra los milicianos chiitas.

La rivalidad entre estos grupos armados ha debilitado aún más el poder. Prueba de esa debilidad, el ejecutivo de Jaled Bahah, formado a comienzos de noviembre, no obtuvo hoy la confianza del Parlamento, al término de una sesión de la que se retiró la formación mayoritaria, el Congreso Popular General (CPG).

Los diputados del CPG se retiraron para protestar por el cierre de la permanencia de su partido en Adén, la principal ciudad del sur de Yemen.