Atentado en el Sinaí egipcio: 28 soldados muertos

El ataque suicida con coche bomba tuvo lugar en un puesto de control militar en una zona bastión de grupos yihadistas, que multiplicaron sus acciones desde el derrocamiento del ex presidente Mursi.
La península del Sinaí es escenario de tensiones, en la imagen, soldados israelíes vigilan la frontera con Egipto
Soldados israelíes vigilan la frontera con Egipto en la península del Sinaí (Reuters)

El Cairo

Un atentado suicida con coche bomba mató hoy al menos a 28 soldados egipcios en un puesto de control militar en el Sinaí egipcio, bastión de grupos yihadistas, el ataque más mortal desde hace más de un año.

Desde el derrocamiento y detención por parte del ejército del presidente islamista Mohamed Mursi en julio de 2013, los grupos yihadistas multiplicaron los ataques contra las fuerzas de seguridad en represalia por la sangrienta represión de las nuevas autoridades contra los partidarios de Mursi.

El ataque, en el que resultaron heridas otras 31 personas, se produjo contra un puesto del ejército al noroeste de Al Arish, capital de la provincia Sinaí del Norte, según responsables de las fuerzas del orden.

En un incidente por separado, hombres armados abatieron a un oficial e hirieron a dos soldados en otro puesto fronterizo al sur de Al Arish. El presidente egipcio, Abdel Fatah al Sisi, ex jefe del ejército y artífice del derrocamiento de Mursi, convocó tres días de luto nacional.

"La mayoría de los heridos son graves y aún no se pudo trasladar a todos al hospital", declaró a la AFP Tarek Jater, responsable del ministerio de Salud en la provincia Sinaí del Norte. Este atentado es el más mortífero perpetrado contra las fuerzas de seguridad desde el derrocamiento de Mursi. Estados Unidos y la Unión Europea condenaron el ataque.

En julio, 22 soldados perdieron la vida en un ataque contra un puesto de control militar en el oeste del país, cerca de la frontera con Libia, y en agosto de 2013, poco después de la destitución del presidente islamista, 25 policías murieron en un ataque cerca de la frontera con la Franja de Gaza.

Multiplicación de ataques

En otro incidente, hombres armados mataron hoy a tres soldados en un puesto de control al sur de Al Arish, según responsables. Al menos seis policías y tres viandantes habían resultado heridos dos días antes en una explosión cerca de la universidad de El Cairo.

Los ataques yihadistas se llevaban a cabo en el norte del Sinaí, región montañosa y desértica fronteriza con Israel y Gaza, antes de extender al delta del Nilo y a la capital egipcia.

Un grupo yihadista con base en el norte del Sinaí, Ansar Beit al Maqdis (Partidarios de Jerusalén, en árabe), reivindicó la mayoría de estos ataques contra las fuerzas de seguridad. Este grupo expresó recientemente su "apoyo" al grupo Estado Islámico (EI), que se hizo con el control de vastos territorios en Siria y en Irak.

Ansar Beit asegura actuar en represalia por la dura represión de las autoridades egipcias. Desde julio de 2013, más de 1,400 partidarios de Mursi murieron y otros quince mil fueron encarcelados, en su mayoría, miembros de la cofradía de los Hermanos Musulmanes.

Los detractores de Sisi, elegido en mayo como presidente de Egipto tras eliminar a la oposición islamista y liberal, le acusan también de instaurar un régimen aún más represivo que el de Hosni Mubarak, derrocado en 2011 por una revuelta popular.