Ataque a objetivos militares en Egipto deja 32 muertos

Un grupo armado egipcio afiliado al Estado Islámico reivindicó los ataques a varios puestos de control, dos civiles murieron durante los enfrentamientos.
El grupo yihadista Wilayat Sina, afiliado al EI, reivindicó los ataques.
El grupo yihadista Wilayat Sina, afiliado al EI, reivindicó los ataques. (AP)

El Cairo, Egipto

Los ataques perpetrados anoche contra fuerzas del Ejército egipcio y de la Policía en la península del Sinaí, reivindicados por el grupo terrorista Wilayat Sina, han causado más de 30 muertos y 69 heridos, según fuentes de seguridad.

Asimismo, un funcionario del Gobierno regional del Sinaí, que habló bajo condición de anonimato, elevó el número de muertos a 45, entre militares, policías y civiles.

El viernes nuevos enfrentamientos entre yihadistas y el ejército dejaron dos muertos.

Un bebé y un niño murieron este viernes de madrugada en enfrentamientos entre el ejército y los yihadistas, un día después de los atentados que causaron al menos 30 muertos, informaron las autoridades.

El bebé, de seis meses de edad, falleció al ser alcanzado por una bala en la cabeza, mientras que el niño de seis años perdió la vida por el impacto de un cohete en el norte de la península, afirmaron responsables de sanidad.

Según su relato, hacia las 19.30 hora local (una hora menos GMT) se produjeron tres atentados simultáneos en las tres localidades, que fueron seguidos por enfrentamientos en los que asaltantes armados emplearon armamento ligero, morteros y lanzagranadas de tipo RPG.

La fuente indicó que los choques se prolongaron hora y media y precisó que, hasta el momento, no se ha contabilizado ningún muerto o detenido entre las filas de los terroristas.

El mayor número de víctimas se produjo por un atentado con un microbús-bomba en la entrada del cuartel de la Brigada 101, en Al Arish, capital de la provincia del Norte del Sinaí, según confirmaron ambas fuentes.

Según el diario egipcio Al Watan, el vehículo estalló cerca del edificio donde residen los soldados, lo que provocó numerosas víctimas.

Las fuentes de seguridad no descartaron que la cifra de 30 muertos ofrecida por ellos pueda aumentar debido al gran número de heridos graves.

También se produjo otro ataque contra un hotel de oficiales y contra varios puestos de control.

El grupo radical egipcio Wilayat Sina, antes conocido como Ansar Beit al Maqdis, y que ha jurado lealtad a los yihadistas de la agrupación Estado Islámico, reivindicó esta madrugada en su cuenta de Twitter los ataques.

El Sinaí es desde hace años un foco de inestabilidad, pero desde el derrocamiento del presidente Mohamed Mursi en julio de 2013 se han multiplicado los ataques contra las fuerzas del orden.

Dada la gravedad de la situación, el presidente egipcio Abdel Fatah al Sisi acortó este viernes su visita a Adís Abeba, donde se celebra la cumbre de la Unión Africana, para regresar a su país tras los atentados.

El pasado 24 de octubre, al menos 31 soldados perdieron la vida en un ataque armado cerca de la frontera con Gaza, en la peor acción contra el Ejército en esa zona en los últimos años.

Desde entonces, las autoridades egipcias decretaron el estado de excepción en parte de la península y comenzaron la demolición de las viviendas de la localidad de Rafah situadas cerca de la frontera con Gaza, tras asegurar que los atacantes se infiltraron desde los territorios palestinos a través de túneles subterráneos.