Ataques separatistas en noreste de India, al menos 56 muertos

Los testigos indicaron que los atacantes obligaron a los aldeanos a abandonar sus hogares, en el remoto estado de Assam, antes de dispararlos a quemarropa el martes.
Una mujer y su hijo, heridos en los ataques, llegan a un hospital en el distrito de Sonitpur, en Assam
Una mujer y su hijo, heridos en los ataques, llegan a un hospital en el distrito de Sonitpur, en Assam (AFP)

Guwahati

Al menos 56 personas murieron en una serie de ataques coordinados perpetrados por hombres armados en el remoto estado indio de Assam (noreste), indicó este miércoles la policía, revisando al alza el balance facilitado la víspera. Los testigos indicaron que los atacantes obligaron a los aldeanos a abandonar sus hogares antes de dispararlos a quemarropa el martes.

El jefe del gobierno de Assam, Tarun Gogoi, dijo a la AFP que entre los fallecidos figuran niños. "Este es uno de los ataques más brutales en los últimos tiempos", aseguró.

Las autoridades culpan de los ataques al ilegalizado Frente Democrático Nacional de Bodoland (NDFB, por sus siglas en inglés), que lleva décadas reclamando un Estado soberano en la región.

El inspector general de policía, S.N. Singh, informó a la AFP que 56 personas murieron y otras 80 resultaron heridas, 20 de las cuales se encuentran en estado crítico. "Nuestros equipos intentan llegar todavía a las zonas remotas para ver si hay más cadáveres en las casas o en los bosques", añadió.

Assam, fronterizo con Bután y Bangladesh, tiene un largo historial de violencia entre la etnia indígena bodo, los musulmanes y la comunidad adivasi. "Vi como mataban a balazos a mi esposa y dos hijos delante de mis ojos", dijo a la AFP Anil Murmu, un superviviente de 40 años, en la aldea más afectada, Phulbari, donde 30 personas perdieron la vida.

La policía explicó que las recientes conversaciones entre el gobierno nacional y una facción del NDFB podrían haber provocado los ataques, al oponerse algunos miembros del grupo a las negociaciones.

El primer ministro indio, Narendra Modi, condenó los ataques, que calificó de "acto de cobardía", y dijo que el ministro de Interior viajaría al estado de Assam para evaluar la situación.

Unas diez mil personas tuvieron que abandonar su hogar en el noreste de India, después de que enfrentamientos violentos a lo largo de la frontera dejaran más de 45 muertos hace unos meses. En 2012, los combates interétnicos en Assam causaron unos cien muertos y más de 400 mil desplazados.