Ataques aéreos mataron "varios cientos" de yihadistas en Kobane

El Pentágono reconoció que la ciudad siria kurda, donde los combates entran mañana en el segundo mes, puede todavía caer ante el empuje del Estado Islámico.
Kurdos hacen el signo de la victoria al observar desde la frontera sirio-turca el humo de los combates en Kobane
Kurdos hacen el signo de la victoria al observar desde la frontera sirio-turca el humo de los combates en Kobane (AFP)

Washington

Los ataques aéreos realizados para defender la ciudad siria de Kobane cerca de la frontera turca mataron a "varios cientos" de combatientes del grupo Estado Islámico (EI), estimó hoy un portavoz del Pentágono.

"Pensamos que hemos matado a varios cientos de combatientes del EI alrededor de Kobane", declaró el contraalmirante John Kirby en rueda de prensa en Washington, aunque subrayó que "Kobane todavía puede caer". "El EI no ha ocultado que quiere tomar esta ciudad, y ha enviado a numerosos combatientes" con ese objetivo, agregó.

La batalla por la norteña ciudad Siria -conocida como Ain al-Arab en árabe- entra en su segundo mes el jueves. Kirby dijo que en ella permanecen sólo "unos cientos de civiles o algo así". "Si Kobane cae en manos del EI representará un contratiempo, no hay dudas de eso", admitió Kirby, pero subrayó que la nueva estrategia de la coalición antiyihadista liderada por Estados Unidos va "más allá" que cualquier ciudad.

"Debemos estar preparados para la eventualidad de que otras ciudades y otros pueblos caigan en manos del EI o no podamos recuperarlos por mucho tiempo. Esto va a llevar un tiempo", dijo.

En el vecino Irak, donde controlan grandes porciones de territorio, los yihadistas están amenazando a Bagdad, pero el Pentágono no cree que estén a punto de capturarla. "No creemos que exista una amenaza inminente a la seguridad de la ciudad ahora", señaló Kirby.

Aviones de combate de Estados Unidos lanzaron 18 ataques aéreos cerca de Kobane entre ayer y hoy, miércoles, para apoyar a la milica kurda en el lugar, informó el comando central estadunidense (Centcom). Los últimos ataques fueron dirigidos contra varias posiciones del EI y 16 edificios ocupados por la agrupación radical, indicó el comando.

Aviones jets y de combate estadunidenses también realizaron cinco ataques contra militantes del EI en Irak en las últimas 24 horas, añadió. Uno de los ataques en Irak, cerca de Haditha, destruyó un vehículo armado del grupo EI y una caseta de seguridad, mientras que los otros cuatro bombardeos cerca de Baiji destrozaron un edificio, un Humvee y una ametralladora y dañó una pieza de artillería, detalló el Centcom.

Las fuerzas estadunidenses han intensificado los bombardeos cerca de Kobane, centro de atención mundial, ante el avance del EI de los últimos días. Un grupo de vigilancia británico dijo que la batalla se concentró en la antigua sede militar kurda en el norte de Kobane, que el EI tomó el viernes.

Los yihadistas del grupo Estado Islámico (EI) seguían intentando hoy apoderarse apoderarse de Kobane, y de un pueblo iraquí cercano a Bagdad. En Kobane, los yihadistas no cejaban en su resistencia contra la milicia kurda a pesar del incremento de los ataques aéreos de la coalición liderada por Washington, mientras aumentaban los pedidos para que Turquía entre en acción.

En Irak, los militantes del grupo EI se acercaban a la ciudad de Amriyat al Faluya, uno de los últimos bastiones controlados por el gobierno en la turbulenta provincia de Al Anbar, y a sólo 35 km de la capital.

Los responsables militares estadunidenses advirtieron que el EI tiene "un impulso táctico" y el presidente Barack Obama dijo a sus aliados occidentales y árabes enzarzados en la lucha contra el EI que se trata de "una campaña a largo plazo".

"No existen soluciones rápidas. Todavía estamos en las primeras etapas", dijo Obama en Washington después de reunirse el martes con los principales jerarcas militares de más de 20 países aliados involucrados en la campaña. "En lo que respecta al esfuerzo militar, habrá días de progresos y habrá períodos de reveses", agregó el mandatario.

Obama manifestó particular preocupación por Kobane, que se ha convertido en un campo de batalla simbólico en la lucha contra el EI, y acerca de la posibilidad de detener el avance de los yihadistas en la provincia de Al Anbar (oeste de Irak).

Nuevos enfrentamientos en Kobane

Los combates continuaban el miércoles por la mañana en Kobane, con choques concentrados en el este de la ciudad, donde los yihadistas establecieron un baluarte después de atravesar sus defensas la semana pasada.

Un periodista de la AFP del otro lado de la frontera, en Turquía, señaló al menos cuatro ataques aéreos dirigidos por Estados Unidos en las primeras horas del miércoles, después de que la coalición señalara haber llevado a cabo 21 ataques aéreos el lunes y el martes contra los yihadistas en Kobane.

Un grupo de observación anunció que los combates durante la noche del martes se habían concentrado en el antiguo cuartel general militar kurdo en el norte de Kobane que el EI ocupó el viernes.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), cuya sede se encuentra en Reino Unido, y cuenta con una red de informadores en Siria, afirmó que cuatro ataques de la coalición habían alcanzado posiciones del EI durante la noche, incluyendo a su cuartel general. Ankara acantonó tropas, tanques y artillería a lo largo de la frontera -en algunos casos a pocos cientos de metros de los combates- pero no ha intervenido.

Turquía, que es miembro de la OTAN, todavía no ha autorizado a los aviones estadunidenses a efectuar ataques desde su territorio y complicó la situación el martes bombardeando blancos de rebeldes kurdos en el sudeste del país.

En Irak, las fuerzas de seguridad advirtieron el martes de noche que la ciudad de Amriyat al Faluya, su última posición en la provincia de Al Anbar, era acosada por los yihadistas. "El EI viene de tres direcciones. Estamos casi sitiados", declaró a la AFP por teléfono el jefe de policía de la ciudad, Aref al Janabi.

"Hasta ahora resistimos. Tenemos algún apoyo de combatientes de las tribus, pero si cae Amriyat, la batalla llegará a las puertas de Bagdad y Kerbala", advirtió Janabi.