Ataques en Irak dejan cuatro muertos y nueve heridos

Un funcionario municipal falleció al explotar un artefacto al paso de su vehículo, y una segunda bomba al llegar una patrulla al lugar del atentado, muriendo tres agentes.

Bagdad

Al menos cuatro personas murieron hoy y otras nueve resultaron heridas en varios ataques en distintos puntos de Irak, informó a Efe una fuente policial. Un responsable del ayuntamiento de la localidad de Yazreb, 80 kilómetros al norte de Bagdad, falleció y su hijo resultó herido grave por la explosión de un artefacto al paso de su coche.

Minutos más tarde, una segunda bomba estalló en el lugar, tras la llegada de una patrulla policial y una militar, y causó la muerte de tres agentes y heridas a dos soldados y dos civiles. Por otro lado, un campesino perdió la vida en un ataque armado en su casa en el pueblo de Abara, quince kilómetros al noreste de Baquba, capital de la provincia oriental de Diyala.

Asimismo, dos uniformados fueron heridos por la explosión de un artefacto al paso de su convoy cerca de la zona de Imam Uis, 50 kilómetros al noreste de Baquba, mientras que una mujer y su hijo de cuatro años también sufrieron heridas por la detonación de una bomba en las proximidades de su domicilio en esta ciudad.

Estos ataques ocurren después de que ayer al menos 31 personas murieran y 174 resultaran heridas en una cadena de atentados, la mayoría en el sur de Irak. El terrorismo y la violencia sectaria se han incrementado en el país árabe estos últimos meses, los más mortíferos en cinco años, con ataques frecuentes contra los efectivos de seguridad y el ejército, y la comunidad chiita.

Pese a que el aumento de los atentados ha sido notable desde comienzos de este año, se intensificó aún más tras la huida de 500 supuestos miembros de Al Qaeda de las cárceles de Abu Graib y de Al Tayi en julio pasado.