Políticos atacados durante actos políticos

El ataque contra la diputada laborista británica Jo Cox, se suma a la lista de políticos agredidos durante campañas electorales y políticas.
Jo Cox fue herida en Birstall, norte del país.
Jo Cox fue herida en Birstall, norte del país. (EFe)

Redacción

El ataque perpetrado contra la diputada laborista británica y pro europea Jo Cox, se suma a la lista de políticos agredidos durante campañas electorales y políticas.

El político ultraderechista holandés Pim Fortuyn fue asesinado en 2002 por un disparo a quemarropa realizado por el ecologista radical Volkert van der Graff durante la campaña electoral neerlandesa de ese año. El autor del ataque fue condenado a 18 años de cárcel.

Por su gravedad también sobresale el ataque por disparo sufrido el 8 de enero de 2011 a la entonces congresista estadunidense Gabrielle Giffords, durante un acto electoral en Tucson (Arizona).

En ese ataque, perpetrado por Jared Lee Louaghner, fallecieron seis personas y resultaron heridas otras doce.

El atacante fue condenado a cadena perpetua en una prisión federal estadunidense.

El presidente de Estados Unidos George W. Bush sufrió en 2008 un intento de agresión en Irak por parte de un periodista que le arrojó un zapato (símbolo de desprecio) y le grito "perro". El autor del ataque fue condenado a nueve años en la cárcel por la agresión.

Ese mismo método empleó en febrero de 2010 un activista kurdo sobre el presidente turco Recep Tayyip Erdogan durante una visita a Sevilla (España).

El zapato no impactó sobre el líder musulmán y chocó contra el vehículo oficial al que iba a subir. El atacante fue condenado a 33 meses en la prisión y posteriormente indultado.

En Italia, en diciembre de 2009 el primer ministro Silvio Berlusconi fue agredido en la cara al término de un mitin por un hombre, identificado como Massimo Tartaglia, de 42 años y sin antecedentes penales.

En abril de 2011, el presidente alemán Christian Wulff fue blanco de los huevos lanzados contra él y el primer ministro de Hesse, Volker Bouffier, mientras se dirigían a pie a la alcaldía de la ciudad de Wiesbaden, capital de ese estado federado.

En marzo de 2012 un hombre lanzó una tarta a la ex presidenta de la Confederación Helvétiuca Micheline Calmy-Rey a su salida del Festival de Cine de Derechos Humanos en Ginebra.

En septiembre posterior, un estudiante que se manifestaba contra las medidas de austeridad impuestas por el gobierno de Bélgica lanzó una tarta al entonces primer ministro, el socialista Elio di Rupo.

En diciembre de 2015, el presidente en funciones del Gobierno de España, Mariano Rajoy, fue agredido durante un acto electoral en Pontevedra (noreste español) por un joven de 16 años, que recientemente ha sido condenado a dos años de internamiento en régimen cerrado y uno en libertad vigilada.