Ataque de los shebab contra hotel en Mogadiscio: 25 muertos

En el momento del ataque en el Central Hotel estaban ministros, diputados y responsables somalíes, que negaron la condición de islámicos a los agresores por atentar tras el rezo del viernes.
Fuerzas de seguridad somalíes guardan la entrada al Central Hotel, cerca del palacio presidencial, en Mogadiscio
Fuerzas de seguridad somalíes guardan la entrada al Central Hotel, cerca del palacio presidencial, en Mogadiscio (AFP)

Mogadiscio

Al menos 25 personas murieron y muchas más resultaron hoy heridas de gravedad en Mogadiscio, capital de Somalia, en un ataque reivindicado por los islamistas shebab contra un hotel, donde se encontraban ministros, diputados y responsables somalíes.

Este atentado contra el complejo de lujo Central Hotel es el más mortífero en Somalia desde el 14 de abril de 2013, cuando un atentado suicida contra el principal tribunal de la capital, seguido de la explosión de un coche bomba, dejaron al menos 34 civiles muertos.

Una fuente de la presidencia somalí, que pidió el anonimato, mencionó "al menos 25 muertos", si bien el balance podría aumentar. Según esta fuente, el ataque, perpetrado durante el tradicional rezo musulmán del viernes, terminó.

Un policía en el lugar del ataque, Abdurahman Ali, indicó a la AFP haber contado once cadáveres. Poco antes, una fuente de seguridad occidental había hablado de "unas sesenta víctimas", entre muertos y heridos, en el interior del hotel, donde había varios miembros del gobierno, como el viceprimer ministro, y diputados.

En el interior del Central Hotel, situado cerca de la presidencia somalí y la oficina del primer ministro, se registró una doble explosión seguida de un intenso tiroteo.

Según la fuente de la presidencia, el vicealcalde de Mogadiscio murió en el ataque y el viceprimer ministro y el ministro de Transportes resultaron heridos. Al menos un diputado murió, según Radio Mogadiscio, que confirmó la muerte del vicealcalde.

"Las explosiones fueron muy potentes y vi los cadáveres de once personas", declaró Abdurahman Ali, quien constató asimismo "muchísimos heridos, muchos de ellos de gravedad".

"No islámicos"

Los insurgentes islamistas shebab reivindicaron el ataque en una llamada telefónica a la AFP. "Nuestros 'muyahidines' se encuentran en el interior del Central Hotel y atacaron sin miedo", declaró Abdulaziz Abu Musab, portavoz militar de los shebab.

En el pasado, los shebab aseguraron querer matar "uno a uno" a todos los diputados. Al menos ocho parlamentarios perdieron la vida en ataques desde la elección presidencial de septiembre de 2012.

El presidente somalí, Hasan Sheij Mohamud, estimó que "atacar diputados y ciudadanos justo después del rezo del viernes" muestra que "los shebab no son islámicos", según la cuenta Twitter de la presidencia.

Los shebab han encajado una serie de derrotas militares desde agosto de 2011 y han multiplicado las acciones de guerrilla y los atentados, especialmente en Mogadiscio.

Al menos cinco somalíes murieron el 22 de enero en la capital somalí, la víspera de una visita del presidente turco Recep Tayyip Erdogan, en un atentado suicida contra el hotel SYL que albergaba miembros de la delegación turca y situado cerca de la presidencia de Somalia.

Estos combatientes islamistas continúan siendo la principal amenaza para la paz en Somalia, donde las primeras elecciones multipartidistas mediante sufragio universal desde hace 40 años están previstas en 2016.

El país carece de un verdadero poder central desde la caída del régimen autoritario del presidente Siad Barre en 1991. Desde entonces, Somalia se encuentra en un estado permanente de guerra civil y en manos de milicias de jefes de guerra, bandas criminales y grupos islamistas armados.