Nuevo ataque en Nigeria deja al menos 30 muertos

En la frontera con Camerún, se presume que la secta islamista Boko Haram hizo estallar un puente y la cifra de víctimas podría aumentar.
Miembros de la Organización Civil del Delta del Níger se manifestan en contra de la incapacidad del gobierno de Nigeria de rescatar a las más de 200 niñas secuestradas por la milicia radical islámica Boko Haram
Miembros de la Organización Civil del Delta del Níger se manifestan en contra de la incapacidad del gobierno de Nigeria ante los ataques islamistas de Boko Haram (EFE)

Abuya

Al menos 30 personas murieron en un nuevo ataque en el norte de Nigeria en la noche del jueves, el que presuntos islamistas hicieron estallar un puente a las afueras del pueblo de Ggamboru Ngala, en la frontera con Camerún, informó hoy el diario Punch.

En el puente se encontraban puestos fronterizos nigerianos y cameruneses. La cifra de víctimas podría seguir aumentando. "Creo que sigue habiendo gente bajo los escombros", dijo un ciudadano.

Nadie se atribuyó aún el ataque, pero se cree que tras el mismo está el grupo terrorista Boko Haram, que hace unos días mató a cientos de personas y secuestró a 11 jóvenes en el mismo pueblo. Al parecer los habitantes estaban llevando a cabo el entierro masivo de las víctimas cuando los extremistas atacaron de nuevo.

Boko Haram, que significa "la educación occidental es pecado" y que quiere establecer un estado islámico en el norte de Nigeria, realizó numerosos atentados desde 2009 que han dejado más de seis mil muertos.

El 14 de abril, la secta islamista secuestró a más de 200 jóvenes de una escuela en Chibok, cerca de Maiduguri, capital del estado de Borno, que amenazó con vender como esclavas en países vecinos, lo que desató un fuerte escándalo internacional y de las que aún no hay rastro alguno.

Estados Unidos, Reino Unido, China, Francia y Canadá prometieron ayudar en la búsqueda. El equipo estadunidense llegará a Nigeria en tres días, informó el Departamento de Estado. También serán enviados expertos forenses del Buró Federal de Investigaciones (FBI) en negociación en secuestros.

En tanto, Amnistía Internacional informó que el ejército de Nigeria ignoró avisos de que Boko Haram realizaría el ataque.

"Amnistía Internacional ha recabado testimonios incriminatorios que revelan que las fuerzas de seguridad nigerianas no reaccionaron a avisos previos sobre el ataque armado de Boko Haram a un internado público en Chibok que desembocó en el secuestro", indicó el grupo de defensa de los derechos humanos.

Aunque las fuerzas castrenses estaban alertas casi cuatro horas antes, el ejército no pudo reunir las tropas necesarias para impedir el ataque "debido a la falta de recursos y un presunto temor a enfrentarse" a los islamistas "a menudo mejor equipados", agregó el organismo.