Ataque a casa de huéspedes en Kabul deja 9 muertos

Entre los fallecidos en el ataque a la pensión Park Palace, en el centro de la capital de Afganistán, reivindicado por los talibanes, se encuentran un ciudadano estadunidense y dos indios.
Dos afganos caminan junto a puerta del Park Palace, la casa de huéspedes de Kabul que sufrió un ataque terrorista
Dos afganos caminan junto a puerta del Park Palace, la casa de huéspedes de Kabul que sufrió un ataque terrorista (AFP)

Kabul

Al menos nueve personas, entre ellas un ciudadano estadunidense y varios indios, murieron en el ataque de un insurgente fuertemente armado a una casa de huéspedes frecuentada por extranjeros en Kabul, informaron hoy a Efe fuentes oficiales. Los talibanes reivindicaron el atentado en la mañana del jueves.

El ataque, que se prolongó durante horas, tuvo lugar a última hora de la tarde de ayer en la pensión Park Palace, situada en el centro de la capital afgana en una zona donde se halla un complejo de las Naciones Unidas y varias embajadas y casas de huéspedes.

"Murieron nueve personas, incluidos extranjeros, afganos y un atacante, y otras seis resultaron heridas, entre ellas policías y guardias de la pensión", afirmó a Efe el jefe del Departamento de Emergencia del Ministerio del Interior, Homayoon Aini.

Aunque Aini no aclaró la nacionalidad de los extranjeros fallecidos, una portavoz de la embajada estadunidense, Monica Cummings, dijo a Efe que podían "confirmar que murió un ciudadano estadunidense en el ataque". "Nuestros pensamientos están con las familias de las víctimas del ataque", añadió la portavoz.

La embajada de la India en Kabul, localizada muy cerca de la pensión atacada, también reconoció que "desafortunadamente hay algunas bajas indias" por el ataque, según explicó el embajador indio en Afganistán, Amar Sinha, en su cuenta oficial de Twitter. Las medios de comunicación de la India informaban hoy de que entre los fallecidos había al menos dos indios.

Unas 52 personas estaban alojadas en la pensión, por lo que la operación de la Unidad de Respuesta Rápida de la Policía (CRU) se prolongó hasta primeras horas de la mañana para evitar una masacre mayor.

"Las tropas de la CRU fueron entrando en las habitaciones de la pensión, una por una, para evitar que hubiera más víctimas civiles entre los que permanecían en el edificio", dijo a Efe el jefe del Departamento de Investigación Criminal de la Policía, Farid Afzali.

Ningún grupo armado reclamó el ataque, pero minutos antes de que el insurgente penetrara en la pensión, un portavoz de los talibanes, Zabihullah Mujahid, sentenció, contrariado por la decisión de ayer de la OTAN de prolongar su misión en Afganistán, que no tolerarán "la presencia de invasores" en su territorio.

"Continuaremos la yihad (guerra santa). Todo extranjero de un país invasor, especialmente de países de la OTAN, es considerado un invasor y no consideramos a ninguno de ellos como civil", sentenció el portavoz talibán en su cuenta de Twitter. "Tenemos planes para infligir duras pérdidas a los invasores", espetó Mujahid.

La OTAN puso punto final en 2014 a su misión de combate en Afganistán, la ISAF, que fue sustituida desde enero por la operación Apoyo Decidido, con alrededor de cuatro mil soldados en tareas de asistencia y capacitación de los cuerpos de seguridad afganos. Tras la decisión tomada ayer en Turquía de continuar en Afganistán, la Alianza Atlántica deberá concretar todavía en qué consistirá la nueva misión en el país.

Además, Estados Unidos mantiene su misión "antiterrorista" de combate en Afganistán con cerca de 11.000 soldados, que tienen previsto permanecer en el país hasta 2016, aunque Washington se está replanteando los términos y la duración de esa operación.

El primer ministro indio, Narendra Modi, también había expresado su preocupación en la red social y dijo que reza "por la seguridad de todos". El Park Palace es una residencia frecuentada por extranjeros donde se alojan muchos trabajadores de agencias humanitarias, y según las autoridades en el lugar se encontraban decenas de afganos y ciudadanos de varios países.

Según una fuente de seguridad, en el momento del ataque había varios altos cargos de India y de Turquía en el lugar. Un empleado del hotel, que pidió no ser identificado dijo que en la noche estaba programado un concierto del cantante de música afgana Altaf Hussain.

El trabajador logró salvarse encerrándose dentro de una habitación cuando comenzó el ataque y después pudo salir del hotel, pero que en el trayecto vio a cinco personas ensangrentadas en el suelo.

Por el momento no hubo reivindicación del ataque. Los rebeldes talibanes, que hace un mes lanzaron su ofensiva de primavera en todo Afganistán, han llevado a cabo numerosos ataques contra el gobierno e intereses extranjeros.

En año pasado la organización perpetró un ataque contra el hotel Serena, el más prestigioso de Kabul, que dejó nueve muertos, incluyendo al periodista de la AFP Sardar Ahmad, su mujer y dos de sus hijos.

Desde la retirada de las tropas de la OTAN en diciembre de 2014, las fuerzas armadas afganas enfrentan en solitario a los talibanes, asistidos solamente por un contingente residual de 12,500 agentes extranjeros encargado de formar y entrenar a los militares locales.