Atacante que mató a cuatro militares en EU no era vigilado por las autoridades

El FBI estimó "prematuro" especular sobre las razones por las que Mohamad Yusuf Abdulazeez, de 24 años, disparó este jueves contra cuatro infantes de Marina en dos centros militares cercanos a ...
Una mujer se emociona al rendir respeto a los militares fallecidos en un improvisado monumento conmemorativo ante el cuartel
Una mujer se emociona al rendir respeto a los militares fallecidos en un improvisado monumento conmemorativo ante el cuartel (AFP)

Chattanooga

El joven tirador que mató a cuatro infantes de Marina el jueves en dos centros militares cercanos a Chattanooga, en Tennessee (sur de EU), no había dado a las autoridades ningún motivo para ponerlo bajo vigilancia, dijo hoy el alcalde de esa localidad, Andy Berke.

"Mucha de la información que tiene que ver con terrorismo la obtenemos del gobierno federal. Ciertamente no teníamos ninguna indicación de que él fuera una amenaza o de que ayer iba a ocurrir algo", dijo Berke durante una entrevista con la cadena CNN.

El ataque fue inicialmente calificado de "terrorismo interno" por el fiscal federal del distrito este de Tennessee, Bill Killian, pero el FBI, a cargo del caso, estimó "prematuro" especular sobre las motivaciones de su autor, a quien identificó como Mohamad Yusuf Abdulazeez, de 24 años.

"Por el momento, estamos investigando cualquier posibilidad: si es terrorismo, si es doméstico, si es internacional o si es simplemente un acto criminal", dijo el agente del FBI Ed Reinhold.

"Hasta donde sabemos, él no estaba" en la mira de las autoridades locales, declaró hoy Berke, explicando que los investigadores están "examinando cuáles eran" las conexiones del joven atacante "en cualquier lugar y en todas partes".

En mayo de 2013, Abdulazeez trabajó durante diez días en una central nuclear del estado de Ohio (norte) antes de ser despedido por no cumplir con los requisitos exigidos, informó hoy el grupo energético estadunidense FirstEnergy, que explota esa usina, en un correo electrónico dirigido a la AFP.

"Nunca se lo autorizó a circular libremente (por la central) ni ingresó a la zona de alta seguridad" de la misma, indicó la portavoz del grupo, Stephanie Walton.

¿Influencia extranjera?

Los investigadores antiterrorismo ponen énfasis en los desplazamientos de Mohamad Yousuf Abdulazeez, en especial en su vida durante un mes en Jordania en 2014, para determinar si visitó países vecinos como Siria, indicó el diario The Wall Street Journal citando fuentes cercanas a la investigación.

El presidente de la comisión encargada de seguridad interior en la Cámara de Representantes, Michael McCaul, opinó durante una conferencia de prensa en Florida que el ataque fue "inspirado" en el grupo Estado Islámico (EI).

"Los objetivos son idénticos a los que llama a atacar el EI. Entonces, para mí, según mi experiencia, se trata de un ataque inspirado en el EI", dijo McCaul, legislador republicano de Texas (sur), al tiempo que recordó los 60 arrestos realizados por las autoridades estadunidenses el año pasado a personas vinculadas con el EI.

La amenaza "viene por internet desde Siria, de militantes del EI, de reclutadores del EI, operadores del EI en Siria con directivas en Estados Unidos para activar personas" en ese país, precisó.

"La vida es corta y amarga"

Los medios locales informaron que el joven era un ciudadano estadunidense natural de Kuwait y se habría graduado de ingeniero en 2012 en la universidad de Tennessee. Pero la agencia oficial Kuna indicó hoy que si bien el joven nació en Kuwait, él "es jordano".

Mohamad Yusuf Abdulazeez vivía en un suburbio tranquilo de Chattanooga con su familia y en una sola ocasión tuvo problemas con la policía, cuando fue arrestado en abril pasado por conducir en estado de ebriedad.

Al parecer, el atacante tenía un blog en el que el lunes escribió que "la vida es corta y amarga", y que los musulmanes "no debían perder la oportunidad de someterse a Alá", según el centro de vigilancia de portales islamistas SITE.

Pero fuera de ese comentario, en el blog no había contenido ni elementos que den señales de una radicalización o amenazas. En el anuario de su colegio también había dejado un mensaje: "Mi nombre despierta las alertas de la seguridad nacional ¿Y el tuyo?".

Cuatro marines

Las primeras pesquisas indican que el hombre disparó primero contra un centro de reclutamiento de Marines antes de dirigirse en auto a uno de reservistas -a diez km de distancia-, donde disparó "largas ráfagas".

Las televisoras locales mostraron imágenes de numerosos impactos de bala en las paredes de este segundo centro, donde fueron abatidos los cuatro Marines, entre ellos el sargento Thomas Sullivan, quien sirvió dos veces en Irak.

Finalmente, el joven fue abatido en ese segundo centro por la policía, pero luego de herir a un reclutador de infantes de marina, a un infante de marina y a un policía.

El presidente Barack Obama calificó el episodio de "desgarrador" y expresó su "dolor" por la muerte de los cuatro militares "que sirven a nuestro país". "Aún no conocemos todos los detalles", explicó, pero la persona que llevó a cabo los ataques "parece haber actuado sola". La organización de defensa de los derechos de los musulmanes CAIR condenó la "masacre".

El incidente engrosa la lista de hechos similares ocurridos en los últimos años contra edificios militares estadunidenses, como el ataque en 2009 a Fort Hood (Texas, sureste) en el que murieron trece personas, o el de 2013 en el barrio Navy Yard de la capital federal, Washington, que se saldó con doce muertos.