Assange pide a estados ayudar a Snowden a hallar asilo

Han sido "dos largos años", afirmó el fundador del portal Wikileaks, refugiado desde el 18 de junio de 2012 en la embajada de Ecuador en Londres, y destacó que el apoyo del país andino ha ...
Julian Assange.
Julian Assange, durante una reunión con la prensa en julio de 2013 (Reuters)

Londres, Quito

El fundador del portal de denuncias WikiLeaks, Julian Assange, pidió hoy a los Estados de todo el mundo que ayuden al ex agente de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) estadunidense Edward Snowden cuando el 1 de agosto expire su periodo de asilo en Rusia. En una teleconferencia con periodistas, Assange señaló que "seguramente su asilo (en Rusia) se renovará, pero otros países deberían ofrecerse para ayudarle", presumiblemente concediéndole refugio en sus territorios.

Acompañado de su equipo legal, el australiano habló sobre su situación en vísperas de que mañana se cumplan dos años desde que se refugió en la embajada de Ecuador en Londres, país que le ha dado asilo, para impedir su extradición a Suecia, que le reclama a fin de interrogarle por presuntos delitos sexuales que él niega.

Assange dijo que durante estos dos años la actividad del portal WikiLeaks no ha cesado y últimamente se ha centrado en ayudar a Snowden en su huida de la persecución de EU por haber revelado el sistema de espionaje masivo de ese país. Gracias a su "experiencia", Julian Assange y su equipo pudieron asistir al ex espía en su periplo hasta Moscú y la semana pasada se fundó en Berlín la Courage Foundation para impulsar su defensa y la de otros informantes que denuncian abusos del Estado.

Sobre su situación, el abogado de Assange en Estados Unidos, Michael Ratner, anunció que más de 30 entidades a favor de la libertad de expresión han pedido al fiscal general de ese país, Eric Holder, que disuelva el Gran Jurado que investiga a WikiLeaks, portal que en 2010 reveló miles de cables diplomáticos confidenciales y abusos en las guerras de Irak y Afganistán.

Assange pidió a Holder que abandone "la mayor investigación contra un editor" e instó a Barack Obama a "reflexionar" sobre su legado como el mandatario estadunidense que "más espionaje e investigaciones contra periodistas y sus fuentes" ha realizado. El fundador de WikiLeaks se refugió en la embajada ecuatoriana el 19 de junio de 2012, después de que el Tribunal Supremo británico autorizara su entrega a Suecia.

Ratner reiteró hoy que si viaja a ese país, que no le ha imputado de ningún cargo, corre el riesgo de ser extraditado a Estados Unidos, donde afrontaría "una situación similar a la de Chelsea Manning", el soldado que filtró la información a WikiLeaks en 2010 y ahora está condenado a 35 años de cárcel. Mientras que el Gobierno de Ecuador mantiene su apoyo a Assange, el Ejecutivo británico se niega a concederle el salvoconducto que le permitiría dejar la embajada en Londres, vigilada las 24 horas por la Policía local, y desplazarse a Quito.

Assange, de 42 años y padre de un hijo, reveló hoy que, tras conocerse que había ayudado a Snowden en 2013, el Gobierno de David Cameron "canceló unilateralmente" la comisión británico-ecuatoriana de juristas que había de resolver su caso. Esto demuestra, señaló, que tratan la cuestión no como un caso de asilo, "sino de seguridad nacional".

Por otra parte, las autoridades de Suecia se han negado a interrogar a Assange en la embajada ecuatoriana, pese a las cuatro ofertas hechas por su equipo legal, que, según se indicó, el próximo martes prevé presentar nuevos documentos ante la Fiscalía sueca.

A pesar de estas dificultades y a reconocer que sería "placentero" poder volver a formar parte del mundo exterior, Assange se mostró relativamente animado y convencido del papel "relevante" de su portal, que ahora se ha convertido en un motor de búsqueda de documentos secretos, con un archivo de más de ocho millones.

Assange definió como "dos largos años" su permanencia al interior de la embajada ecuatoriana en Londres, así como un período difícil en lo personal, para su familia y sus hijos. En declaraciones que envió a la agencia estatal ecuatoriana Andes, Assange se mostró sin embargo agradecido con el gobierno y el pueblo ecuatoriano, porque le permitieron vivir y trabajar, aunque en "circunstancias difíciles", en la legación diplomática del país andino.

Assange, que hizo públicos miles de documentos del Departamento de Estado estadunidense relativos a las guerras en Irak y Afganistán, destacó que el apoyo de Ecuador ha disuadido a Estados Unidos de otras acciones en su contra. "Acciones como las que el gobierno ecuatoriano ha tomado, de protegerme, proporcionan una disuasión importante para peores elementos que podrían proceder en este caso", aseguró.

Reclamó que EU, Suecia y Reino Unido deben respetar el derecho de asilo de todo el mundo y "geopolíticamente deben respetar el derecho internacional con relación a América Latina". Las declaraciones de Assange, formuladas horas antes de que cumpla dos años en la embajada de Ecuador, fueron remitidas en un video en el que se ve al periodista australiano con una camisa azul y en el fondo la bandera ecuatoriana.

Assange comentó que la capacidad de poder trabajar es lo que lo ha mantenido en pie y en sentido deportivo dijo que "el juego no ha terminado todavía" y que por ahora hay un "empate". Además, en una teleconferencia Assange acusó hoy al Reino Unido por el punto muerto que lo mantiene varado en la embajada. Londres canceló "unilateralmente" un grupo de trabajo establecido para romper el impasse entre el Reino Unido y Ecuador, indicó.

El grupo fue instaurado el año pasado, luego de que el ministro de Relaciones Exteriores ecuatoriano Ricardo Patiño se reuniera con su homólogo británico William Hague para poner fin a la disputa diplomática. Assange acusó al Reino Unido de haber suspendido el grupo de trabajo luego de que Rusia le garantizara asilo al informante estadounidense Edward Snowden, a quien el australiano ayudó.

También aseguró durante la comunicación que el fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, debería desistir de la investigación en su contra. Jennifer Robinson, asesora legal de Wikileaks, dijo que la semana próxima 30 grupos en defensa de la libertad de expresión enviarán una carta a Holder instándolo a "cerrar" la investigación.

Al preguntarle cómo lidiaba con su vida en el confinamiento, Assange dijo que otras personas se encuentran en una posición peor, incluyendo a Chelsea Manning, la soldado estadunidense que recibió una condena a 35 años por filtrar documentos clasificados a Wikileaks. Assange también manifestó que estuvo alentando a Ecuador en el Mundial de fútbol de Brasil, aunque dijo que la sintonía en la embajada, localizada en el exclusivo distrito de Knightsbridge, era mala.

El 19 de junio de 2012 Assange ingresó a la legación ecuatoriana en Londres solicitando asilo. Su pedido al gobierno ecuatoriano reflejaba el temor de que fuera extraditado a Estados Unidos desde Suecia, país en donde se le procesa por presuntos delitos sexuales. Sostenía que en Estados Unidos podría ser condenado a la pena capital por sus denuncias. Sus temores fueron compartidos por el gobierno ecuatoriano, que dos meses después le concedió un asilo diplomático.

Ecuador pidió a Reino Unido un salvoconducto para llevarlo a Quito y a Suecia que le interrogue al interior de la embajada ecuatoriana, pero esas solicitudes no fueron atendidas. Investigadores suecos rechazaron su pedido de interrogarlo en la legación diplomática, que la policía británica mantiene bajo vigilancia las 24 horas a un costo de unas seis millones de libras (unos diez millones de dólares).

Assange ha vivido estos dos años en una pequeña habitación de la embajada, acondicionada para proporcionarle los mínimos cuidados de aseo y alimentación.

En la noche del martes, el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, denunció que Reino Unido y Suecia "están jugando con los derechos humanos de una persona" y reiteró que la salida a esta situación está en manos de esos países. El canciller Patiño anunció que el jueves ofrecería una rueda de prensa "conjunta" con Assange, de la que no se han dado detalles.